Lo que nos oculta la NASA. (Missing-7)

marzo 1st, 2021

Missing 7

 

Lo que nos oculta la NASA

Los sucesos espaciales también se convierten en una serie de acontecimientos de los que no se nos explica gran cosa. Por ejemplo no se han dado más explicaciones sobre el misterioso micro-agujero del módulo Soyuz MS-09 acoplado a la ISS, pese a  que puso en peligro a la estación.

Se trataba de un orificio que había sido realizado desde el interior de la nave, es decir, de dentro a fuera, por lo que los seis miembros que ocupaban la estación – tres americanos, dos rusos y un alemán – se convertían en sospechosos de un intento de sabotaje de la estación.

Este incidente no llegó a aclararse y ocurrió otro hecho que despertó nuevas sospechas cuando la nave Soyouz-10 con los astronautas Alexi Onchinin y Nick Hague, el primero ruso y el segundo americano, se vieron obligados a realizar un peligroso aterrizaje al fallar el cohete. Onchini tenía, entre otras misiones, que investigar en la ISS el micro-agujero de la Soyuz MS-09, misión que no pudo cumplir. El orificio sigue siendo un misterio.

En el espacio ocurren cosas que se nos ocultan, hechos como el incendio en 1997 en la estación MIR. Un incidente con llamas que los astronautas rusos tardaron 15 minutos en extinguir, y que no se divulgó hasta meses después.

Un astronauta, cuyo nombre no fue revelado, en una revisión médica en la ISS, se le diagnóstico un coágulo sanguíneo en una vena yugular. Si el coágulo  se desprendía provocaría una embolia pulmonar, potencialmente mortal. En las condiciones que estaba era peligroso volver a la Tierra, por lo que había  que tratar el coágulo en la ISS, en cuyo botiquín se disponía de anticoagulantes, aunque pocos y fue necesario reponerlos en un viaje de reaprovisionamiento. El astronauta estuvo tres meses en vigilancia, tratado con inyecciones, hasta que la trombosis se fue resolviendo y pudo regresar a la Tierra. Indudablemente la NASA guardó un escrupuloso silencio sobre estos hechos.

Ya no hablaremos de los avistamientos de OVNIS, de las fotografías y videos que esconde escrupulosamente la NASA. Objetos que se  han acercado a la estación espacial. El programa Apolo tiene una buena colección de dossiers sobre incidentes en la ISS y en la Luna. Los astronautas Gordon Cooper (Mercury), Deke Slaytin (Mercury), James McDivitt (Gémini) y Edwin Aldien (Apolo-11), han visto OVNIS. La astronauta francesa Claued Haignesse, antes de desmayarse en una rueda de prensa, gritó: ¡La Tierra debe ser alertada! A partir de este hecho el Gobierno la mantuvo apartada de los medios informativos. Días después su laboratorio privado ardió perdiéndose sus notas, fotos y documentación importante. Hoy ocupa un silencio cargo en un museo de París. El tema de los OVNIS requiere un estudio más profundo que no abordamos aquí.

Otros sucesos pasan como puras anécdotas, como lo sucedido a los astronautas rusos Leonov y Baliayev de la Vosjod 2, cuando regresaban a la Tierra. Por un error, la Vosjod en vez de aterrizar en las llanuras de Kazajstán, fue a parar a un bosque cubierto de nieve en medio de los Urales. Los astronautas salieron de la cápsula e improvisaron un fuego para calentarse hasta que los vinieran a rescatar. Pero cuando anocheció se vieron rodeados de lobos hambrientos. Ante la agresividad que mostraba la manada, se vieron obligados a regresar a la fría nave y encerrarse en ella. Por la mañana, cuando llegó el equipo de rescate los encontró vivos pero asustados, ya que los lobos habían estado toda la noche arañando la cápsula para poder entrar.

Destaca en sus memorias un astronauta ruso que “todas las condiciones necesarias para cometer un crimen se juntan al encerrar dos hombres en una cabina de cinco metros por seis y dejarlos vivir sólo durante un mes”.

Los exopsicólogos destacan que los espacios reducidos, la falta de intimidad, las malas relaciones, las diferencias psicológicas y las costumbres ajenas son fuente de disputas entre los astronautas, cuando viven meses en espacios reducidos.

Poco se nos habla de las trifulcas verbales entre los astronautas, y menos de situaciones en que han llegado a las manos. En una misión analógica de 240 días un astronauta ruso llegó a la agresión física contra otro astronauta canadiense. En la Soyuz-5 dos astronautas rusos llegaron a  batirse a cuchilladas. Y los astronautas de la ISS como protesta por decisiones de la central de Houston, estuvieron varias horas sin contestar a las llamadas de la Tierra.

La estancia en el espacio ha producido sensaciones místicas y espirituales. Edgar Mitchell (Apolo-14) a su regreso a la Tierra creo la Fundación de estudios paranormales.

También estuvo a punto de cometerse un crimen pasional cuando la astronauta del Discovery, Lisa Nowak, se enteró que el astronauta Bill Oefelein, además de mantener relaciones con ella, también lo hacía con la astronauta Calleen Shipman. Lisa intento a asesinar a Calleen pero la policía la detuvo a tiempo.

Una de las preguntas que se ha hecho a la NASA y de la cual no se ha obtenido respuesta es sí se ha mantenido sexo en las estaciones espaciales. Las dificultades fisiológicas, posturales y el hecho de la escasa gravedad son contrarias a esta experiencia, pero los astronautas de la NASA no han escapado a rumores y especulaciones. Aunque fue desmentido por los propios astronautas, se insinuó que los astronautas Mark C. Lee y Jan Davis practicaron el sexo en la misión STS-47.

Me pregunto que si todos estos incidentes ocurren entre profesionales entrenados, ¿qué sucederá cuando empecemos a enviar turistas al espacio?

 

 

 

 

 

 

Comentarios desactivados en Lo que nos oculta la NASA. (Missing-7)

Ratones, ilusión fáustica y elixires contra el envejecimiento

febrero 25th, 2021

Missing – 6

 

Ratones, ilusión fáustica y elixires contra el envejecimiento.

 

 

El edificio Plummer de once plantas, trece si contamos las medias plantas de la azote junto al campanario, alberga la Escuela de Medicina Mayo, en Rochester, como se llama oficialmente la famosa Clínica Mayo con sus 3.700 médicos y científicos y 50.000 personas de apoyo. Sus laboratorios están extendidos por varios lugares de Rochester y otros Estados de EE.UU.

Sus laboratorios, al margen de investigar sobre el cáncer, también se expanden en sectores de actualidad. Así Biomédicas Imaging Resource aborda la investigación científica en medicina aeroespacial, lucha contra el envejecimiento, medicina genómica sobre enfermedades raras, también estudia formas de diagnosticar el Covid-19 y sus posibles mutaciones. Pero también sorprenderá que una de  sus investigaciones espectacular fue alargar la vida de unos ratones un 35% más de su longevidad habitual.

Para conseguir esta longevidad los investigadores de la Clínica Mayo, procedieron por medios genéticos a eliminar de las ratas las células que estaban al final del ciclo de su vida, conocidas como senescentes. Hoy se sabe que las células senescentes acumulan factores que crean inflamaciones crónicas muchas veces ligadas  al envejecimiento. La eliminación de las células senescentes produjo un mejor aspecto de los ratones, más salud y menos inflamaciones otorgándoles una longevidad de un 27% a 35% más de la que tenían. Hasta la fecha los animales no han experimentado efectos secundarios, pero el método tampoco se ha aplicado a los humanos, ya que se trata de una demostración experimental con manipulación genética que, hasta ahora, no está permitida en seres humanos… por lo menos oficialmente.

Destacar que también existen otros procedimientos para deshacerse de las células senescentes, recurriendo a medicamentos senolíticos, compuesto de dasatinib (un anticanceroso) y quercetina (un flavonoide). La eliminación de células senescentes favorece el proceso vascular, mejora la calcificación, actúa sobre la aorta produciendo una mayor circulación sanguínea, incluso mejora la arteriosclerosis. En realidad las células senescentes son el motivo de la aparición de muchas enfermedades.

¿Quién se beneficia de este descubrimiento? ¿Por qué no se ha explicado nada más? ¿Qué laboratorios farmacéuticos poseen la patente y retienen su producción? ¿Son los senolíticos un camino para alargar la vida?

En otro lugar, ahora en la costa Oeste de EE.UU, tenemos antiguos edificios y modernos que se mezclan en el campus de la Universidad de California en Berkeley, donde 1.580 investigadores a tiempo completo trabajan en los 130 departamentos de distintas especialidades, algunas de ellas investigan gracias a los mecenas que están interesados en determinados avances para paliar su envejecimiento o alguna enfermedad que les aqueja.

En los laboratorios de Berkeley es donde se descubrió un fármaco molecular que detiene el envejecimiento en el cerebro de los ratones a la vez que impide que los músculos se atrofien como consecuencia de la edad avanzada en los roedores. Este fármaco ha conseguido  que ratone viejos vuelvan a ser jóvenes. Se  trata del inhibidor de quinasa Alk5, capaz de recuperar las células madre envejecidas restaurando su capacidad para mantenerlas jóvenes. Su aplicación a los humanos produciría  que viejos de cien años tuviera cuerpos y mentes de un joven de 20 años.

El procedimiento lleva a un delicado camino que puede enriquecer a los traficantes de sangre o incluso de seres humanos. Entre las leyendas urbanas de los carteles de la droga, están las historias de personas desaparecidas en países sudamericanos que han terminado sirviendo de “donantes” de toda su sangre para los jefes de esos carteles, cuando no han sido descuartizados para vender sus órganos utilizados en trasplantes clandestinos para aquellos que, sin ningún escrúpulo ni preguntas, los podían pagar.  Así que no han sido los murciélagos gigantes los que han chupado la sangre a estos pobres desgraciados jóvenes que se ha encontrado acartonados en las zonas desérticas.

En Berkeley los ensayos en ratones viejos a las que se les había sustituido la sangre por otra de ratones jóvenes rejuvenecieron sus células madre del envejecimiento. Pese a que el trasplante de células madre embrionarias mejoró las funciones motoras de las ratas, también provocó el riesgo de tumores tras los trasplantes. Para evitar este problema se trató las células madre embrionarias de ratón con mitomicina C, medicamento empleado en la lucha contra el cáncer.

Los ratones, cuyas células madre no fueron tratadas con  mitomicina C, vivieron hasta siete semanas pero desarrollaron tumores. Los que recibieron células madre tratadas sobrevivieron 12 semanas sin tumores detectados. En la actualidad se emplean en los ensayos clínicos células madre pluripotentes tratadas con la mitomicina C, que se ensayaron en humanos en 2018. ¿Qué sabemos de estos ensayos? Como de costumbre un silencio profundo.

Destacaré, finalmente, que la transfusión de sangre ha sido un procedimiento que se ha utilizado ilegalmente entre algunos deportistas, especialmente en el mundo del ciclismo. Un hecho que puede originar un peligroso mercado negro y la transmisión de enfermedades inesperadas.

Hasta el prestigioso Instituto Pasteur de París, ha realizado experimentos con ratones en las que quedó patente la efectividad de las transfusiones de sangre joven a individuos más viejos

Lida Katsimpardi del Instituto Pasteur de París, en colaboración con la Universidad de Harvard, han descubierto que produciendo cepas de células en el cerebro de ratas viejas, y sometiéndolas a una transfusión de sangre de una rata joven, las cepas de células se han convertido en nuevas neuronas en el bulbo olfativo mejorando el olfato del roedor, así como una revascularización  de los vasos sanguíneos. Katsimpardi tiene el objetivo de identificar un coctel de la juventud que estimule la neurogénesis y experimentarlo en los seres humanos. Desconocemos cómo van las investigaciones de ese coctel de la juventud y quién se beneficiará en ser administrado. ¿Cuánto costará?

Con este mismo objetivo, explica Ashok Shetty en Stem Cells Translational Medicine, que con su equipo procedió a injertar pequeños grupos de células en el cerebro de un ratón viejo, buscando como blanco las zonas del hipocampo que en condiciones normales no producen neuronas en los adultos, y meses más tarde se pudo observar que se habían desarrollado nuevas neuronas. Piensa Shetty que puede ser un remedio para luchas contra el envejecimiento de los seres humanos.

 

 

 

 

Comentarios desactivados en Ratones, ilusión fáustica y elixires contra el envejecimiento

Missing-5. Maniobras entre basura espacial.

febrero 22nd, 2021

 

 

Missing 5

 

Maniobrar entre la basura espacial.

 

 

Cuando se habla de contaminación apenas se mencionan los despojos espaciales y sus peligros. Como somos profanos en la materia espacial se nos puede ocultar la verdad por motivos económicos de las grandes empresas.

Recuerdan la colisión entre Iridium-33 y Cosmos-2251 en 2009. Una colisión que dobló la cantidad de despojos de 10 centímetros en la órbita terrestre. La verdad es que Cosmos-2251 ya era inoperante. La sociedad comercial Iridium fue avisada del riesgo de colisión con Cosmos-2251, pero maniobrar para evitar el choque significaba pagar a los operadores y perder una semana de operaciones comerciales del satélite. Los dirigentes de Iridium tomaron la mala decisión de no hacer nada. Los satélites chocaron e Iridium acusó a los rusos del accidente. La demanda de reparación no sirvió para nada, ya que solo quedaba la matriz del satélite y la órbita repleta de despojos.

Hoy se reconoce que maniobrar para evitar una colisión es más económico que perder un satélite. La Estación Espacial (ISS), maniobra dos o tres veces por año para evitar objetos de más de 10 centímetros para los que su blindaje no sirve. Consideremos que algunos restos de un solo centímetro a 14 km por segundo engendran una energía colosal de impacto.

Ahí arriba hay más de 34.000 objetos de los que solo se tienen controlados, seguidos con precisión, unos 25.000. Cotidianamente hay unas 2000 probabilidades de colisión. Se ha creado una reglamentación en la que se especifica que un satélite, al final de su vida, tiene que ser desorbitado por su propietario antes de 25 años. Pero tampoco se cumple estrictamente ya que es costoso. Y, así tenemos que según la altura, algunos satélites inservibles que pueden estar 200 años dando vueltas. Y hay órbitas sensibles, alrededor de los 600 km de altitud donde los grandes restos se cruzan varias veces al día.

Existe una lucha de intereses en la regulación de la altitud. Las empresas solicitan órbitas bajas ya que facilitan la desorbitación. Pero naciones como China no entran en esta regulación y tanto los Estados Unidos como Rusia no tienen miramientos con sus satélites espías y los coloca donde les interesa. Por otra parte, los nuevos satélites espías son capaces de cambiar de órbita. Sépase que in satélite espías llega a valer 2.500 millones de dólares.

Las empresas privadas han visto un negocio en ofrecer desorbitadores, es decir, cohetes que limpien algunas órbitas de despojos y satélites que no funcionan. O limpiamos las orbitas o no podremos salir de la Tierra sin impactar con algún objeto.

Algún día se producirá un accidente donde dos objetos grandes chocarán y caerán descontrolados sobre lugares habitables de la Tierra.

Comentarios desactivados en Missing-5. Maniobras entre basura espacial.

Missing-4 Pandemia y actividad solar

febrero 19th, 2021

Missing-4

 

Pandemia y actividad solar.

Me explica un amigo de confianza que, en una conversación informal con un reputado biólogo de Madrid, le confeso que en el mes de Marzo habrá desaparecido la pandemia que nos afecta, y que la causa de este suceso lo tiene la actividad solar que será muy activa con abundante manchas y tormentas solares.

Inmediatamente investigo y descubro que existe una  correlación entre pandemias y el aumento de la actividad solar. Parece que las pandemias aparecen cuando el Sol entra en baja actividad, momentos que provocan un aumento de la radiación cósmica que afecta a la salud y produce mutaciones en el ADN.

Ahora estamos en baja actividad y la radiación cósmica se ha disparado. La situación de baja actividad ha persistido desde 2019 hasta el 2020.

Recordemos que en 2009 salto la gripe porcina, y en 2019, durante otro mínimo solar, saltó el SARS-COV-2. La mal llamada gripe española apareció en 1918 después de un período de mínima actividad solar, es decir muy baja. Un dato sorprendente es que estos mínimos solares coinciden con la aparición de nuevos virus un año después.

Entre 2009 y 2019 la radiación cósmica aumento mucho y hubo un mínimo solar débil que nos protegió de esta radiación.

El nuevo ciclo solar dio comienzo en 2019, ciclo en el que la actividad aumentará hasta un máximo que se producirá en julio de 2025. Esto es lo ortodoxo, pero no quiere decir que, por ejemplo, en Marzo de 2021 se produzca una gran actividad solar.

Publicaciones de la NASA revelan que hace tiempo que se investiga la incidencia del clima espacial en la vida de los seres humanos y en las mutaciones de agentes víricos.

Cabe la posibilidad que este aumento de radiación favorezca la recombinación genética y provoque un cambio antigénico viral.

 

 

Comentarios desactivados en Missing-4 Pandemia y actividad solar

Missing-3 . Otra nube radioactiva viaja por Europa.

febrero 18th, 2021

MISSING-3

 

Otra nube radioactiva viaja por Europa.

 

Cuando en 1986 ocurrió la catástrofe de Chernóbil, en vez de alertarnos inmediatamente y suministrar a los países afectados por la nube radioactiva comprimidos de ioduro de potasio, se nos ocultó, una vez más, la verdad de lo que estaba sucediendo.

Fue, muchos meses después, cuando nos enteramos que la nube radioactiva había llegado hasta los Pirineos, donde pudo haber descargado partículas letales en zonas dónde las vacas se alimentan de pasto y abastecen leche que ingieren generalmente los niños. También se ven afectadas las setas abundantes en estos bosques. En pueblos de esta región un número elevado de mujeres sufren el síndrome del túnel carpiano, síndrome que algunos profesionales relacionan con la  radioactividad.

En Palomares, un accidente aéreo militar que produjo el choque de dos aviones y la caída de varias   bombas nucleares. Fue minimizado por la dictadura de entonces que nos ocultó el peligro de su radioactividad e incluso se escenificó el baño del ministro Fraga para reforzar el engaño y tranquilizar a los habitantes de la zona; hoy aún existe tierra radiactiva en esa zona. Ahora es indigno mantener el silencio sobre el incendio de más de 20.000 hectáreas alrededor de la central de Chernóbil, es algo imperdonable.

El fuego, en abril del 2020, se acercó a menos de un kilómetro de la central de Chernóbil, y hubo inquietud en el Instituto de Radioprotección y de Seguridad Nuclear (IRSN) ante la posible emisión  de cesio-137 en suspensión en la atmósfera. En Kiev una tasa anormal y elevada de este elemento radioactivo fue registrada, y a lo largo del 9 a ll de abril se registraron picos de concentración  de 470 microbecquerelios por metro  cúbico según el IRSN. Durante el incendio los habitantes de Kiev (a un centenar de kilómetros de Chernóbil) inhalaron cotidianamente 10-10 sieverts, cuando la dosis aceptable en algunos países es de 10-3 sieverts.

No se advirtió ni explicado nada posteriormente del impacto producido por el humo radioactivo desplazado por el viento que se dirigió hacia Bielorrusia, después hacia el este de Rumania y Bulgaria, y no se  detuvo tras pasar estos países.

Tras días de lucha se dominó el incendio y, según la Comisión de Investigaciones y de Información  Independiente sobre la Radioactividad (Criirad), los niveles de contaminación fueron muy débiles, por debajo de los topes de detección en según qué modelos de aparatos. O sea que hubo aparatos que detectaron más contaminación: ¿Cuánta? ¿Cómo dos instrumentos científicos pueden dar resultados diferentes, a no ser que las mediciones se realicen en lugares diferentes?

Los más afectados por el humo radioactivo han sido los bomberos y la fauna del lugar. Como siempre las noticias son contradictorias y escasa, y tenemos derecho todos los ciudadanos a conocer inmediatamente cualquier incidente nuclear, especialmente porque hemos pagado (1.500 millones de euros) para la construcción del sarcófago de Chernóbil.

 

Comentarios desactivados en Missing-3 . Otra nube radioactiva viaja por Europa.