¿Por qué los extraterrestres no contactan con nosotros?

febrero 17th, 2019

Con este post llegaré a las 200.000 visitas. Gracias a todos los que me habéis seguido en este blog.

¿Por qué los extraterrestres no establecen contacto con nosotros?

Damos por supuesto que existe vida inteligente en algunos exoplanetas de los millones de sistemas planetarios, solamente, de nuestra galaxia. Consideremos que si esa probabilidad es posible en solo un 30%, tendríamos vida inteligente en 60.000 millones de planetas en nuestra galaxia. (Hay más de 400 mil millones de galaxias)

Vamos a obviar la posibilidad de que se hallan puesto en contacto en el pasado de nuestra civilización, y que muchas leyendas, mitos y tradiciones religiosas son consecuencia de ese contacto.

Diremos, por tanto, que los extraterrestres no se han comunicado con nosotros por.

1.- Se encuentran demasiado lejos de nosotros y su tecnología no está lo suficiente avanzada para enfrentarse a ese supuesto. Si habitasen en un planeta 4 veces más grande que la Tierra, tendría que construir naves potentísimas para poder abandonarlo, unos costes imposibles.

2.- Al ser portadores de creencia (o no creencias) y valores completamente diferentes a los nuestros, temen que el encuentro pueda ser violento, que una parte de los terrícolas los reciban con agresividad. Que se creen conflictos entre las naciones.

3.- Temen contagiarse o contagiarnos con virus y bacterias desconocidas pero letales para unos y otros.

4.- Puede que nos consideren una civilización inferior, poco desarrollada en la que, según unos criterios de diversos planetas de una supuesta federación estelar, no hay que intervenir y se debe dejar hasta que alcance un determinado grado de madurez y consciencia cósmica.

5.- Tienen dudas con quién ponerse en contacto, qué país, que organización: Naciones Unidas, Unión Europea, Opep …. Y con qué partidos, movimientos u oligarquías que dominan el mundo y deciden.

6.- La comunicación se hace imposible ya que su inteligencia es diferente a la nuestra. Cada mundo, según su evolución y necesidades ha creado una inteligencia adecuada. Por ejemplo, el pulpo es inteligente en su medio, nosotros no somos más inteligentes que él, tenemos una inteligencia distinta.

7.- Saben que somos una civilización violenta y peligrosa, además de salvaje. Nos matamos en guerras continuas, nos amenazamos, dejamos que miles de personas mueran cada día de hambre, cometemos crímenes, violaciones, abusos con menores. No interesa tener contacto con nosotros, hay que evitarnos.

8.- Nuestra armas son capaces de autodestruir la vida sobre el planeta, están descontroladas y cada día son más sofisticadas. Gastamos el dinero en esas armas en vez de ayudar a la parte de la humanidad que está enferma.

9.- Saben que no vale la pena un contacto ya que la vida no va a prosperar en nuestro planeta, que la civilización se autodestruirá o que pronto estallará un megavolcán, o impactará un asteroide, fenómenos sobre los que nada podremos hacer.

10.- Tienen investigaciones o exploraciones que hacer mucho más interesantes que las de este triste planeta.

11.- Han realizado ya un contacto con diferentes políticos y científicos, y este encuentro se mantiene en máximo secreto.

 

¡Alerta asteroide! Precisamos un interceptador

febrero 14th, 2019

¡Alerta asteroide! Precisamos un interceptador.

 

Para interceptar un asteroide en ruta de colisión con la Tierra, no sirve cualquier cohete, y menos un misil balístico intercontinental. Los segundos pueden viajar de un continente a otro, pero no pueden escapar a la gravedad de la Tierra y alejarse de ella millones de kilómetros.

A un asteroide peligroso hay que interceptarlo a unos diez millones de kilómetros, mucho más allá de la Luna. No sirven los cohetes que tenemos para colocar, en órbitas bajas geoestacionarias satélites, o para llegar hasta ISS y transportar astronautas. Necesitamos un cohete potente con un complejo destructor o desviador del asteroide.

Cuando los científicos piden financiación para un programa con misiones de interceptación de asteroides, los gobernantes se creen que es un capricho más de la élite científica, y les recuerdan que hay otras prioridades, como los nuevos submarinos americanos o franceses.

Pese a todo se ha estado desarrollando un proyecto denominado Dart que podría realizar, lo más pronto, una misión de interceptación en el 2021. Hay que buscar una financiación, proyectarlo, construirlo, ensayarlo, etc. Tiempo, que en el caso de que el asteroide 2006 QU 89 estuviese en ruta de colisión con la Tierra, no tendríamos. Antes de hablar del proyecto Dart, destacar que la ruta exacta del asteroide 2006 QU 89 no se sabrá hasta que esté más cerca de la Tierra, en el mes de junio, y si está en ruta de colisión solo se sabrá unos días antes sus grados de inclinación de entrada y el lugar del impacto. Los grados de inclinación son importantes porque puede rebotar en la atmósfera, puede explotar antes de llegar a tierra firme y puede perforar la corteza terrestre. Las consecuencias serían distintas en cada caso.

En cuanto al proyecto Dart, se trata de un vehículo que se lanzaría con un potente cohete tipo SLS, las propulsión del Dart se produce con un motor iónico, que eyecta iones de xenón; un motor que hay que probar en este tipo de configuración. En cualquier caso la misión tardaría  15 meses en llegar a un objeto situado a 10 millones de km., impactar a  21.000 km/h liberando una energía equivalente a 2,4 toneladas de TNT, que debería desviar de su órbita peligrosa al satélite.

Si dentro de unos meses se descubre que el 2006 QU 89, de 40 m de diámetro, está en ruta de colisión con la tierra el 9 de septiembre, solo podemos esperar que afecte a un lugar poco peligroso. Tendría un 75% de caer en el mar, donde podría crear un tsunami; otro 24% de posibilidades de caen en zonas polares, desiertos, bosques, tundras, selvas; y 1% de caer en lugares habitados.

No hay tiempo para interceptarlo, los interceptadores no son prioritarios…

Solo disponemos de un sistema de alerta que sería dada por la Nasa, concretamente por el Minor Planet Center, bajo el control de la Unión Astronómica Internacional. La ESA dispone a su vez de un organismo equivalente NEO Coordinación Center (NEOCC).

Los encargados de la alerta transmitirían la información a la ONU que dispone de dos entidades para estos efectos: la International Asteoid Warning Network (IAWN) encargada de supervisar las observaciones y Space Mission Planning Advisory Group (SMPAG) encargada de planificar misiones de desviación.

La IAWN lanzaría una alerta si la probabilidad de impacto de un objeto de más de 10 metros fuera superior al 1%. La SMPAG empezaría a preparar una misión si la probabilidad del impacto de un objeto de 50 metros fuera del 1%.

Estados Unidos, en caso de probabilidad de impacto sobre una de sus ciudades, la Planetary Defense Coordination Office de la Nasa, alertaría a Fema, Agencia nacional encargada de situaciones de crisis, para evacuar la zona del impacto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Asteroide 2007 QU 89 en ruta de colisión

febrero 7th, 2019

EL OBJETO 2007 QU 89

 

Voy a aclarar algunas cosas sobre el asteroide que presuntamente nos amenaza, ya que el asunto es más complejo de lo que parece.

 

Tenemos un asteroide de unos 40 metros de diámetro cuya órbita parece que se cruzara con la de la Tierra. Pero no se sabe con exactitud en qué punto y si se trata de una ruta de colisión.

Por otra parte, un cuerpo del tamaño de 2007 QU 89, ve influenciada gravitatoriamente su trayectoria por otros planetas, alineaciones, explosiones solares, etc. Por lo que su ruta exacta no se podrá precisar hasta el mes de junio, y aun así cualquier inestabilidad solar la puede cambiar.

 

Supongamos que tenemos la ruta de colisión con la Tierra. La importancia del impacto dependerá de la velocidad con que penetré en la atmósfera, su composición, su inclinación y el lugar de caída. No es lo mismo que este compuesto de carbono, hierro, sideritas metálicas (5%), iridio o grafeno, en cualquier caso  el roce con la atmósfera será diferente. Puede ser un astro rocoso compacto (94%), o una aglomeración de rocas,  No es lo mismo que entre en la atmósfera con una inclinación de menos de 30º que con una de más de 30º. Si es inferior puede explotar en la atmósfera, si es casi vertical creará un gran cráter o llegará hasta partes profundas de la corteza terrestre, pudiendo mover placas y activar algún volcán.

 

El 75% de las probabilidades es que caiga en el mar. Donde, nuevamente dependiendo de la inclinación, puede crear un tsunami de olas de muchos metros de altura. Tiene un 25% de probabilidades de caer en tierra firme, donde casi el 24% son desiertos, zonas heladas, bosques, selvas, glaciares, marismas, etc. Las zonas habitas solo representan un 1 por ciento.

 

Vemos que las variantes son muchas y solo teniendo un análisis de la composición del cuerpo, su inclinación, velocidad y órbita, se puede situar el lugar de impacto o explosión en la atmósfera.

 

Comparándolo con los últimos impactos recibidos el bólido que explotó sobre Cheliábinsk el 15 de febrero de 2013, penetró en la atmósfera a 19 Km/s con una inclinación de 17º y explotó a 30 kilómetros de altura. Su diámetro era de 20 metros. Fue una explosión equivalente a 500 kilotones de TNT.

 

Otro caso próximo en el tiempo sucedió el 30 de junio de 1908 en Tunguska. Se trataba de un asteroide que penetró en la atmósfera con una inclinación de 30º a una velocidad de 53.900 Km/h. Su diámetro debía ser de unos 40 metros y explotó a 8 km de altura con una potencia de 30 megatones que arrasaron 2.150 Km2 de bosque.

 

La lista de los últimos impactos sitúa un impacto con un cráter de 116 metros de diámetro hace unos 5.000 años en Wabar /Arabia; hace 30.000 años cayó en la Lonar (India) un asteroide que produjo un cráter de 2 Km de diámetro; y hace 50.000 años un asteroide de 50 metros de diámetro produjo el cráter Barringer en Arizona de 1.200 metros de diámetro y 170 metros de profundidad, la energía liberada fue equivalente a 100 bombas de Hiroshima. El cuerpo que produjo el Meteor Cráter estaba compuesto de níquel, hierro y otros minerales.

 

Se han descubierto más de 40 cráteres de hace algo más de 300.000 años, cuyo diámetro supera los 20 Km, lo que solo puede hacerlo un cuerpo de un 1 km de diámetro. Estos impactos liberaron, cada uno, una energía equivalente a la de un terremoto de 9,5 escala Richter, y arrojaron cada uno 1013 de toneladas de material a la atmósfera.

 

Por ahora la probabilidad de que el 2006 QU 89 colisione con la Tierra es de 1 entre 11.428. Por ejemplo, si compramos un décimo de lotería, la probabilidad de que nos toque es de 1 entre 100.000.

 

El 19 de Octubre de 2017, los astrónomos descubrieron el asteroide Oumuamua, un pedrusco alargado de 400 metros y 40 de anchura que viajaba a 38,3 Km/s. No pertenecía a nuestro sistema solar, procedía de la constelación de Lyra y había penetrado en el sistema solar atraído por el Sol, al que se acercó más que Mercurio describiendo una elipse que lo lanzó nuevamente al espacio. Lo estremecedor del Oumuamua es que no fue descubierto hasta cuando ya había atravesado la órbita de la Tierra y viajaba hacia la de Marte.

Hoja de ruta de la cryogenización.

enero 10th, 2019

Hoja de ruta para la criogenización.

En agosto de 1970 me encontraba sentado junto a Salvador Dalí, en el bar restaurante La Puñalada, del Passeig de Gràcia de Barcelona. En aquellas fechas era el joven presidente de la Sociedad Cryonics de España, y trataba de explicarle al excéntrico pintor los inconvenientes que había en España para poder realizar correctamente una criogenización.

El problema principal residía en la rapidez con que se debía de realizar el proceso de hibernación prolongada, para evitar que las células cerebrales (neuronas) no se muriesen por falta de oxígeno. De nada servía congelar y guardar un cuerpo si el cerebro estaba seco. Y el problema en España era la ley que no permite realizar nada en un cadáver hasta que el médico no había firmado la defunción y el forense las causas de la muerte, un proceso que puede enternecerse en varias horas, cuando solo se disponen de diez minutos para evitar que se produzcan daños en el cerebro irreversibles.

Este hecho es algo que saben los todas las grandes Compañía que albergan en sus cryocápsulas o tanques Dewar cuerpo o cabezas de los más de 200 cryonautas que hay en la actualidad. Compañías como Alcor creada por Raymond Kurzweil; Trans-Time; Cryonics Institute; Societe Cryonics de Suiza; o la Rusa KrioRus con más de 55 rusos congelados y 25 mascotas. Destacaré la empresa española Cecryon en Alicante, que solo está constituida como Sociedad Anónima, y hasta el momento carece de medios y cápsulas para realizar un proceso criogénico. Sobre Cecryon, se  desconoce cómo va a resolver el problema legal del tiempo que transcurre entre el papeleo médico y la criogenización del cadáver. No sé si los contratos que ha elaborado advierten esa rapidez que es necesaria para hibernar un cerebro con todas sus facultades, a no ser   que se conformen con una momia inservible. Por ahora Cecryon es una empresa oscura en la publicidad de la prestación de sus servicios, debería concretar más y detallar los procesos abiertamente.

Anatole Dolinoff era mi profesor y terminé con él trabajando en su laboratorio de París, donde se hizo el primer módulo de transporte cryogenico, una especie de baúl acondicionado para aguantar las necesarias bajas temperaturas y poder transportar un cryonauta de París a Zurich donde se construyó un crytorium. Las fotografías publicadas en varias revistas españolas y francesas en las que yo estaba envuelto en papel de aluminio o en el interior de una cryocápsula, provocaron que Salvador Dalí me llamase y me mostrase el interés por cryogenizarse, algo que no pudo conseguir.

Voy a explicar cómo es el proceso de criogenización según lo que yo he vivido junto a Dolinoff.

Hay que actuar inmediatamente tras el fallecimiento, justo cuando el electroencefalograma muestra una línea plana. Por lo que el equipo debe de estar preparado esperando ese momento crucial.

Lo más importante es evitar que el cerebro se deteriore por falta de oxígeno, por lo que se realizaba una respiración forzada de oxígeno con mascarilla. Seguidamente se instalaba el cuerpo en un recipiente refrigerado por medio de agua, hielo y un diez por ciento de glicerol, inyectándose heparenina en la carótida para evitar que se coagulase la sangre. El procedimiento es más seguro si se disponía de un corazón-pulmón artificial adecuado, para efectuar estas intervenciones.

Cuando la temperatura de todo el cuerpo había descendido por debajo de cero grados centígrados, se introducía una sonda metálica en las arterias y vena femoral para hacer circular una solución isotónica fría conteniendo inicialmente un 50% de glicerol, luego un 10% y, finalmente, un 15%, en circuito abierto bajo una presión de 80 mm de mercurio, invirtiéndose el sentido del circuito a intervalos de 10 minutos para evitar que las válvulas del corazón oponga resistencia al riego pulmonar.

Seguidamente se retiraba el exceso de glicerol reemplazándolo por una solución con mezcla isotónica que contenía Daxtran, mientras se enfriaba el cuerpo con capas alternativas de hielo y sal, provocando que la temperatura descendiese a -20ºC. En este momento se recubre el cuerpo con papel de aluminio, se introduce en una cryocápsula y se desciende la temperatura a -79ºC con la ayuda de bolsas de nieve carbónica.

Paulatinamente se irá descendiendo la temperatura hasta alcanzar los -196ºC. Esta temperatura produce un silencio químico en el cuerpo humano, de forma que lo que transcurre en 2/10.000 segundos a la temperatura de 37ºC, tarda seis mil millones de años en producirse a -196ºC. El cuerpo, dentro de la cryocápsula se conserva en un vaso Devar con una entrada de argón y un vacío de 10-6 mm Hg., y una expansión de poliestireno y blindaje exterior de aluminio.

La criogenización es una de las hojas de ruta para alcanzar la inmortalidad. Hay otras, creo que más efectivas en las que se está trabajando.

 

 

Comentarios desactivados en Hoja de ruta de la cryogenización.

Organoide de un cerebro de neandertal

enero 8th, 2019

Organoide de un cerebro de neandertal

La Ingeniería genética se ha convertido en un trapecista de circo que intenta, cada día, el salto más difícil, espectacular y arriesgado. Ahora en un laboratorio de california, el genetista Alysson Muotri, intenta resucitar un cerebro en miniatura de un neandertal.

Se trata de revivir un organoide de un neandertal que vivió hace 40.000 años, para a través de sus desórdenes mentales comprender los del hombre actual, todo un trabajo de neuro-arqueología, una revolución paleo-neurológica. Desde 2014 Muotri ha cultivado mini-cerebros neanderthalensis en su laboratorio. Científicamente hablamos de organoides de córtex de neanderthalensis.

En el laboratorio de Muotri, al que no se puede acceder sin una indumentaria adecuada, se pueden ver incubadoras que remueven las placas de Petri (en este caso cajas cilíndricas transparentes) en cuyo interior flotan neuronas humanas alimentadas con fórmulas proteínicas: son los bebés de la biología molecular.

El análisis de ADN antiguo ha permitido reconstruir el genoma de neandertal. Según Muotri el Homo neandertales tenían un pequeño lado autista en el cerebro, hecho que contribuyó a su desaparición. Todo ello sin demostrar.

El organoide de Neandertal creado por Muotri ha llevado a otros investigadores a lanzarse por esta curva exponencial. Como es el caso del Instituto Max-Planck de Leipzig, que más discretamente ha empezado a crear sus propios organoides de cerebros neanderthalensis, aunque inicialmente con fósiles de ratones.

Incluso se están realizando BIC (Brain Interface Computer), uniendo la actividad eléctrica de estos organoides a mini-robots sometidos a aprendizaje automático (machine learning). ¿Qué pasará si se hace crecer cerebros completos, vascularizados y conectados a robots? ¿Cómo habrá que actuar si en esta conexión se atisban en el organoides rasgos de consciencia?

Sobre el ADN: Desde 1997 los paleogenetistas han extraído y analizado el ADN mitocondrial, transmitido por la madre, y el ADN nuclear perteneciente a na quincena de fragmentos fósiles de neanderthalensis de Europa y Asia. Después han secuenciado los genomas completos de tres neandertales. En 2016 fue secuenciado el primer genoma de cromosomas Y de un fósil de 49.000 años. Se comparó el ADN de estos hombres prehistóricos con el del Homo sapiens, revelándose que el primero se había cruzado con nuestra especie y nos había legado entre 1 y 4% de nuestros genes.

Cómo se hace crecer un organoides de neandertal.

1.- Se modifican genéticamente células de piel de hombres modernos, se reprograman para transformarlas en células secas pluripotentes (tienen la capacidad de multiplicarse infinitamente y pueden especializarse en todo tipo de células, como por ejemplo neuronas.

2.- Se procede a la edición de un gen de desarrollo neuronal. Se comparan los genomas modernos y los neandertales, cuyos genes son ligeramente diferentes, y se reparan las diferencias haciendo un CRISPR-Cas 9. Una porción de ADN es reemplazada por la variante del neandertal.

3.- Se procede al cultivo de neuronas. Durante diferentes etapas de cultivo se añaden diversos productos empujando a las células a dividirse y ser más maduras. Pasan de célula seca neanderthalensis a células precursoras de un sistema nervioso central y, seguidamente, a neuronas de córtex. Al cabo de seis meses el tejido contiene 800.000.

4.- Construcción de una estructura en 3D. Las neuronas se desarrollan flotando en una biorreactor donde se unen espontáneamente y se organizan en esferas. En el interior de estos “blobs” migran para crear hasta seis capas de células, como las que tiene el córtex. El proceso precisa nueve meses.

5.- Formación de organoides. Cada “blob” mide 0,5 cm, su crecimiento se encuentra limitado por la ausencia de  vasos sanguíneos que aportan la nutrición de las células. Estos organoides pueden mantenerse en vida varios años.

(Resumido de la revista Science et Avenir y de otras fuentes)

Comentarios desactivados en Organoide de un cerebro de neandertal