Luxemburgo, paraíso fiscal del espacio.

julio 7th, 2019

 

 

Luxemburgo  paraíso fiscal del espacio.

 

Todos los lanzamientos de naves espaciales, con sondas de exploración de tierras raras en los asteroides, significan grandes cantidades financieras que se arriesgan en el mundo de las finanzas, y detrás, sin que hayamos sido cosncientes se mueve sigilosamente la banca de Luxemburgo. Este pequeño país europeo con 600.000 habitantes tiene el mayor PIB per cápita del mundo[1] y ha comprendido que el desarrollo de la minería espacial depende de que los financieros vean que este tipo de empresa es factible. Y ahí Luxemburgo ha volcado todo su apoyo en todas las empresas del sector espacial que se instalen en este pequeño Condado, lo que ha atraído a destacado grupos financieros y bufete de abogados como Allen & Overy considerado como los mayores especialistas en leyes espaciales y explotación minera.

 

Luxemburgo ha aprobado una ley pionera en la que arranca su contenido con un artículo que reza: “Los recursos del espacio son susceptibles de apropiación”. De forma que el Tratado del Espacio Exterior de 1967 queda anulado en el contenido que manifiesta que “ningún cuerpo celeste podrá ser objeto de apropiación nacional por reivindicación de soberanía, uso u ocupación”, los legisladores y expertos letrados instalados en Luxemburgo, interpretan que para extraer recursos de un asteroide no es necesario ser su propietario.

 

    Nada con fuerza legal queda de aquellos principios del Tratado del Espacio  Exterior que cargados de utopía anunciaban que “los cuerpos celestes solo pueden emplearse en provecho de todos los países y en las mismas condiciones de igualdad”; o aquel segundo artículo que añadía que “la exploración del espacio es una actividad pacífica sin fines lucrativos”. Me decía un destacado abogado luxemburgués que la conquista del espacio representa un gran esfuerzo financiero de mucho riesgo, y que si las empresas corren ese riesgo es porque la explotación minera de asteroides o de la Luna ofrece unos opíparos resultados lucrativos. Si no hay un beneficio ¿para qué exponer grandes fortunas en explorar?

 

El Gran Ducado de Luxemburgo se ha convertido en el primer país que regula la minería espacial en el seno de la Unión Europea y a la vez en precursor de su normativa más allá de la Tierra.

 

Mientras que Estados Unidos exige que las empresas tengan más de un  50% de capital respaldado en su país, Luxemburgo carece de esta limitación y ofrece una variedad de incentivos y beneficios impositivos con tasa extremadamente bajas para la repatriación de capitales.

 

Con esta normativa aprobada por el 98% de los diputados de este país, se regula la minería espacial y se aporta confianza a las empresas que se lancen en busca de los recursos minerales del espacio. Normativa que Etienne Schneider, ministro de Economía de Luxemburgo, cree que ha sido necesario puntualizar ante la “incertidumbre legal que había y que precisaba una clarificación”. El gobierno de Luxemburgo se convierte en un garante jurídico de aquellas empresas que se registren

 

Este paso dado por el Gran Ducado, con el nuevo marco jurídico ha contado con el apoyo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la Agencia Espacial Europea (ESA). Y el amparo Moon Expres, una de las empresas que asegura que en 2020 enviará una nave en busca de muestras minerales de la Luna.        Para ello, la normativa, garantiza a las empresas privadas “registradas en Luxemburgo, la propiedad de los recursos que obtengan en el espacio”, así como el apoyo legal.

 

Hoy existen más de diez empresas de minería espacial domiciliadas legalmente en Luxemburgo desde que en 2016 entró en vigor la ley de recursos espaciales, lo que ha impulsado un fondo valorado en 223 millones de dólares.

 

Luxemburgo, se ha convertido en el  primer inversor espacial. La nueva legislación del Gran Ducado de Luxemburgo, así como las facilidades para instalarse en este pequeño país europeo, ha provocado que las  empresas estadounidenses Deep Space Industries y Planetary Resources, la japonesa Ispace, la germano-luxemburguesa Blue Horizon se hayan instalado en este país, así como grupos financieros y bufetes como Euro Sun Mining y Allen & Overy. Con otras forman un total de diez empresas que miran con interés la explotación de 11.000 asteroides que han sido identificados por su potencial comercial. Cifra que aumenta día en día gracias a las empresas de prospección que incorporan nuevas tecnologías (tomografías ultra espectrales, espectrómetros de rayos gamma, magnetómetros, y telescopios) para descubrir la composición de los asteroides. En lo que respeta a telescopios, estos instrumentos se han revolucionado con la aparición del “eVscope” de la empresa francesa Unistellar, un aparato para astrónomos amateurs  capaz de ampliar la luz y descubrir objetos muy lejanos, consiguiendo ser 100 veces más potente que los dispositivos clásicos. El “eVscope” permite observar el cielo como si se utilizase un telescopio de un metro de diámetro. Un instrumento que descubrirá pequeños asteroides.

 

Deep Space Industries  fue adquirida en 2018 por el Grupo Bradford, y Planetary Resources fue en 2015 adquirida por la empresa americana ConsenSys. Sus objetivos son la búsqueda de tierras raras y minerales exóticos en la Luna, los asteroides y más adelante en Marte. Planetary Resources es la primera empresa del sector de minería espacial que ha vendido una participación por 28 millones de dólares al Gran Ducado, convirtiendo a Luxemburgo en una de los primeros inversores. Hoy la industria espacial representa en Luxemburgo un 1,8% del PIB del país, el mayor porcentaje dentro de la Unión Europea.

 

Deep Space Industries está desarrollando sondas y métodos para la búsqueda de hielo y agua, elementos que considera esenciales antes de buscar metales. Un asteroide con agua puede convertirse en una estación de servicio para otras naves.

 

El sector tiene importantes empresas cuyo objetivo es los minerales de los asteroides. Asteroides Mining Corporation de U.K., y fundada recientemente (2018) se centra en las herramientas y maquinaria que se precisará, así como la selección de asteroides y su contenido incluyendo técnicas de extracción. Asteroide Mining Corporatión tiene previsto lanzar un satélite APS-1 en 2020, que identificará, con su poetente telescopio, 5.000 NEA.  Astrobotic Technlogy construye vehículos, para la extracción de minerales en la Luna., trabaja para la NASA y United Launch Alliance.  Aten Enginneering Inc de USA es una joven empresa que aparece en 2017, se ha especializado en la búsqueda de minerales en los asteroides, y desarrolla mapas de los asteroides y sus órbitas, así como los metales estratégicos que llevan. Boring Company de Elton Musk propietario de SpaceX, ha desarrollado esta empresa para la construcción de túneles, y ofreció su maquinaria para las posibles construcciones en la Luna de túneles bajo tierra que unan las estaciones lunares a alta velocidad. En Asia cabe citar la empresa de Malasia Independence X Aerospace, fundada en 2013 y conocida por IDAX, está asociada a la empresa americana Synergy Moonde. Tienen previsto para los próximos años la búsqueda de minerales en la Luna, con una sonda que lanzarán en 2020. Sus ingenieros espaciales han desarrollado la “libélula robótica” con aleteo que podrá volar en la Luna y en Marte. Y la japonesa Ispace con sede en Tokio y oficina en Luxemburgo, planea completar una órbita lunar en 2020 y aterrizar en 2021. Su director Hakamada, asegura un servicio de transporte que abastecerá sus clientes en la Luna.

 

En la misma línea existen otras empresas que investigan y que me limitaré a citar dado que sus proyectos futuros son a mucho más largo plazo, empresas como, Neo Atlas Recursos, Industria de Espacio Profundo, Kleop Space, TransAstra y Mundo  Apagado.

[1] Según datos del Banco Mundial

El gran bazar industrial del espacio

mayo 18th, 2019

 

El Gran bazar del Espacio.

El sector industrial del espacio es una caja de Pandora a punto de estallar con miles de novedades que van desde la explotación minera a la construcción de grandes estructuras espaciales. Un sector que requiere una gran infraestructura de apoyo basada en cohetes, comunicaciones, módulos de transporte de astronautas, medicina espacial, trajes espaciales, alimentación, seguros, etc.

Se trabaja seriamente en grandes proyectos, como el ascensor espacial, un cable de más de cien kilómetros unido a la tierra y a una plataforma flotante de carga y descarga de materiales y astronautas. Parece una fantasía pero trabajan en ello la NASA y el International Space Elevator Consortium, y algunas empresas como JP Aerospace y LiftPort Group.

Otro proyecto ambicioso es el envió de naves a Próxima Centauro, la estrella más cercana al Sol. Proyecto Breakthroug Starshot en el que invierte el millonario Ruso Yuri Milner, y en el que ya se está trabajando.

Y por supuesto una nueva estación espacial: Early Gateway o Deep Space Gateway. Orbitará la Luna y será construido por ESA (europa), Nasa (USA), Roscosmos (Rusia), Jaxa (Japón) y CSA (Canadá). El primer módulo está previsto para 2026.

Los hoteles turísticos en el espacio ya se enfrentan a una dura competencia, ya que son varias las empresas que están construyendo estructuras plegables o hinchables para situar en órbita alrededor de la Tierra. Axiom Space anuncia el lanzamiento de módulos hoteleros para 2020 que serán operativos en 2027. Bigelow Aerospace ya ha probado sus módulos hinchables en la ISS, y ahora se prepara para lanzar su hotel espacial que se denominará Commercial Space Skywalker. Orion Spam Inc dice que en el 2021 tendrá en órbita el hotel Aurola Space Station. También está Galactics Suite Desing de Barcelona que ha desarrollado un proyecto de hotel  con 12 suits. No cabe duda que estas estancias en el espacio requerirán meses de entrenamiento espacial para sus huéspedes, non problema, ya han aparecido empresas para ello, como Zero Gravity o la francesa Aerocampus Aquitania, que enseñan a moverse en el espacio, utilizar los trajes espaciales y todo lo que necesita saber un astronauta.

El turismo espacial ofrece viajar en naves estratosféricas como la SpaceShipTwo de Virgin, la “Dream Chases” de Sierra Nevada o subir en una cápsula colgada de un globo hasta 70 o más kilómetros, oferta de Zero2Infinity de Barcelona.

Otro proyecto sorprendente lo lidera Cheng Aerospacial Science Technology de China que en 2020 lanzará una Luna artificial para iluminar sectores de su país y ahorrar energía.

Gran cantidad de empresas han desarrollado maquinarias 3D para crear estructuras habitables en la Luna y Marte. Empresas como Al Space Factory, Made In Space Company o la propia ESA con su Proyecto Moon Villag. Destacan las empresas de Ingenieros informáticos que crean Software o Hardware para la industria espacial. En el campo de la robótica, DLR, Airbus e IBM  han construido para las estaciones o naves un robot asistente, el CIMON. Hoy el  CIMON ya está en la ISS, con sus labores de asistente.

Frente a todos estos multimillonarios proyectos, una empresa de trajes espaciales parece una insignificancia. Pues no lo es si consideramos que un traje espacial debe ser elaborado a la medida y vale entre 3 y 6 millones de dólares. Son muchos los astronautas oficiales y turistas que precisan trajes, así que empresas como Final Frontier Desing o la rusa NPP Zvezda y otras van a tener mucho trabajo, especialmente Frontier Desing que ya está elaborando los trajes de 3ª generación: más resistentes, menos pesados, con sondas de control médico, más seguros, etc.

Hasta ahora la alimentación de los astronautas era elaborada por sus agencias espaciales, así la NASA tiene el Foods Systems Engineering Facility que prepara la comida en paquetes, bolsas, bandejas, todo esterilizado y termorregulado, pero con el turismo espacial aparecen otros proveedores. El propio Amazon ofrece su línea de comida marca “Astronaut” en paquetes, y en la empresa japonesa Tsukuba Space Center podemos encontrar todo tipo de alimentos y bebidas preparados para ir al espacio, alimentos en los que se tiene en cuenta las vitaminas, calcio y otros elementos necesarias. Este es un sector que incluso prepara semillas para plantaciones en las naves y estaciones espaciales.

Existe una gran cantidad de farmacéuticas interesadas en realizar experimentos de fármacos en  microgravedad, algunas de estas empresas construyen pequeños laboratorios para lanzar al espacio con experimentos programados. También está en desarrollo los equipos de telemedicina.

Se fabrican pequeños satélites personalizados para empresas que tienen interés en barrer zonas de la Tierra en busca de yacimientos geológicos o pecios marinos; incluso las universidades contratan este tipo de satélites para buscar yacimientos arqueológicos.

La gran carrera y feroz competencia se ha desarrollado en los cohetes, lo motores y las cápsulas. La Nasa lanzará en 2020 su potente SLS (Space Launch System), fabricado por Boeing; China, Rusia y Francia también preparan grandes lanzadores como los “Largo Camino” chinos, el Energía o Angara ruso y el Ariane 6 francés. Pero también están las empresas privadas SpaceX con su Falcon Heavy, Blue Origen con el New Shepard y New Glenn. Citar por su genialidad a la empresa Relativity Space que ha construido los motores de su cohete “Terran I” en 3D, lo que le permite bajar mucho los costes y lanzarlo en 2020. Citaré que uno de los próximos lanzamiento (2019), es un cohete español suborbital que despegará  de la plataforma de Arenosilla (Huelva), me refiero al denominado “Miura 5” de PDL Space.

Hay toda una gama de motores (Vulcán, Vinci, Merlin, etc.) y fabricantes que no mencionaremos. Luego están las naves y sus cápsulas o Crew. Lockheed Martin trabaja en la cápsula “Orion”, parecida a la “CST” que Boeing ha desarrollado para la Nasa; SpaceX ya ha viajado a la ISS con su  cápsula “Dragon”, y Blue Origen, de Amazon, presentó su capsula “Blue Moond” hace poco. A todos estos potentes constructores les salen competidores con sus cápsulas, como Firefly Aerospace con la “Alpha 2.0”; la rusa Lavochkin Association con el módulo lunar “Fregat”; Exos con su vehículo “Sarge” para alunizar y la Soyuz con sus mejoras que Rusia está introduciendo en el más prestigioso módulo.

Luego están los Landers o vehículos para explorar la superficie de la Luna y Marte. Ya han sido construidos varios, como el “Griffi” de Astrobotic Technology; la libélula o sonda exploradora de Independence X Aerospace que será lanzada en 2023 y será capaz de volar en la escasa atmósfera de Marte.

Otras empresas se lanzan a la búsqueda de asteroides rentables para explotar sus minerales, a veces oro y platino otras minerales estratégicos o agua para producir combustibles.  Son empresas como Asteroide Kining Corporation, Moon Express, Aten Engineering. El sub sector de la minería espacial generará en las próximas tres décadas más de 3 billones de euros. La NASA tiene intención de explotar el asteroide Psyche, cuyos metales están tasados en 10 cuatrillones de dólares. Hay que citar empresas que vende información sobre asteroides cercanos y rentables. Incluso se están creando almacenes de archivos de imágenes obtenidas por satélites, la Wikimedia Commons de Airbus Defensa & Space. En 2021 se lanzará el telescopio James Weeb, ahora responsabilidad de la Northrop Grumman, que permitirá tener imágenes de gran precisión de todos los asteroides. El sector minero promete ya que un asteroide de 50 metros de diámetro con platino, alcanzaría un valor de 2,3 billones de dólares.

Media docena de empresas, entre ellas la americana Alcor Life Extension y la rusa CryoRus o SpaceWorks, están desarrollando capsulas criogénicas para hibernar a los astronautas en viaje largos como ir a Marte, investigan en estos métodos que evitarían las consecuencias desastrosa de la radiación cósmica sobre el cuerpo humano.

Trato brevemente el tema de las comunicaciones, ya que desde las grandes empresas como SpaceX (proyecto Starlink) o Amazon (proyecto Kuiper) existen  más de una veintena, que están lanzando constelaciones de satélites de pequeño tamaño para asegurar las comunicaciones e Internet en todo el mundo. Destacaré que proyectos como el Hyperloop de Elon Musk y su filial tuneladora, se están considerando seriamente para desarrollar en la Luna y Marte.

El gran mercado del espacio ya ha estallado, las posibilidades de negocio son infinitas, es como extrapolar todo el comercio, servicios e industria a fuera de la Tierra. El astronauta turista o minero o explorador espacial necesita de todo ahí fuera, desde un cepillo de dientes hasta papel higiénico, y hay que fabricarlo nuevo, adaptarlo a un medio diferente, con otra gravedad, con otras fuerzas y condiciones.

Estamos en un gran teatro en el que solo vemos el escenario, pero tras él, en los bastidores, se está preparando el nuevo decorado que aparecerá cuando nuevamente se abra el telón y nos demos cuenta que estamos en otro acto.

Comentarios desactivados en El gran bazar industrial del espacio

Causas del terrorismo y foros oscuros de la Red

mayo 7th, 2019

Causas del terrorismo y foros oscuros de la Red

[Blog respuesta a Paqui Saez, Joan Serrat, Lourdes Folgarona, Josep Llacuna y otros]

Me preguntaba una amiga que factores podían influir en esos terroristas que se inmolan creando a su alrededor una matanza de inocentes. Le ofrecí varias opciones e incluso otros seguidores de la Red, psicólogos, historiadores y filósofos aportaron ideas sobre las causas de estos comportamientos suicidas. Pues bien, creo que una de las causas es el propio Internet.

La Red ofrece oscuros foros online, con radicalizantes ideas oscuras. No me refiero a la simple navegación por Dark Net a través de procesos de enrutamiento TOR, que ofrece ese mercado negro en el que se puede comprar toda clase de estupefacientes (Silk), o desde una beretta a un Kalashikov AK-47 (Market Reloaded), o incluso contratar sicarios (Killer for Hire), lugares conocidos que se convierten en cuentos infantiles frente a los que describo a continuación.

Me refiero a lugares en los que emerge el terrorismo y su entrada y lectura me ha hecho temblar el esqueleto. Por supuesto que no voy a mencionarlos, no quiero cooperar en su difusión, ya que es la clase de propaganda que aspiran sus creadores: que se repita el mensaje, que se anuncie su existencia para que el ingenuo entré dentro y lea los contenidos hábilmente elaborados.

Se trata de foros radicalizados, en los que se pretende convencer al lector que nuestra civilización está amenazada por musulmanes, judíos, etc. En mentes tiernas, confusas o marginadas tiene su efecto, despiertan el odio, se les lleva sospechar de los que gobiernan, ver conspiraciones por todos los lugares, creer que la raza blanca está amenazada, se demoniza a los pensadores, filósofos y políticos de Occidente y se muestra a los suicidas o terrorista como modelos a seguir.

Internet y todos estos foros es propaganda maligna, elaborada por terrorista expertos en lavar la cabeza, profesionales del psico-terrorismo, especialista en influir hábilmente en los más cortos de luces para llevarlos a actos de terror, para convertirse en estrellas de la Red. Han pasado los tiempos de los foros para captar gente, coordinarla, crear comandos y organizarlos para ataques. Ahora los foros son para alentar a los “lobos solitarios” y los “marginados individuales” a atacar por su cuenta con explosivos o vehículos que arrollen a la gente. Se les ha convencido que los problemas actuales no tienen solución y que la única salida es la guerra contra el pensamiento y la cultura occidental.

Los expertos en radicalizar, han visto lo peligroso que es la creación de grupos, como los desmantela la policía o se infiltra en ellos. Por eso han encontrado en estos lobos solitarios un arma de horror, un sujeto inesperado que siguiendo a modelos de terror busca la gloria en la Red o el cielo, a la vez que  alienta, cada vez más, a las réplicas que se lanzan a emularlos.

He aquí una poderosa causa que buscábamos el otro día, la búsqueda de la gloria en estos foros de la Red, el yo de la fama, el ego malignus, que les empuja a la moda de transmitir en directo sus asesinatos y sus actos violentos.

Comentarios desactivados en Causas del terrorismo y foros oscuros de la Red

No nos olvidemos de Assange

mayo 6th, 2019

No nos olvidemos de Assange.

 

Un mundo oscuro dirigido por mentes tenebrosas se mueve en nuestro entorno, un mundo de conspiraciones, de manipulación e injerencias, de secretos y sucios acuerdos económicos, de control y espionaje de los ciudadanos, de bulos y mentiras (fakenews),  de asesinatos y desapariciones misteriosas. Vivimos en la ignorancia de nuestra realidad.

Muchos pensarán que ya estoy, una vez más, con conspiraciones, maquinaciones, cábalas y supuestos complots. Si de verdad lo creen así es que no han digerido la impunidad de los acontecimientos tenebrosos que suceden a nuestro alrededor. Por ejemplo los asesinatos en el mundo del espionaje que han regresado a los mejores tiempos de la guerra fría en el Berlín que narra John Le Carre. Se empezó, en 2004, con el intento de “neutralizar” (eufemismo de asesinar) a Yushchenko con una dioxina y siguió con el asesinato, en 2006, de Alexander Litvinenko con Polonio 210; en el 2018 asistimos al intento de envenenamiento del espía ruso Sergueí Skripal y su hija en Salisbury. Impunemente suceden ante nuestros ojos los asesinatos de Jamal Khashoggi en el Consulado Saudi de Estambul, y el de Kim Jong-nam en el aeropuerto de Kuala Lumpur. Todos hechos impunes en los que han purgado, en algunos casos, presuntos sicarios y desgraciado, pero nunca aquellos que desde arriba del todo dieron la orden, es decir, el que puso su pulgar hacia abajo como en los más crueles tiempos de los emperadores romanos en el circo de los gladiadores.

Hay desapariciones que aún colean, como la del científico ruso Vladimir Alexandrov en Madrid en 1985. Aún no están claros los sucesos del asalto de la Embajada de Corea  del Norte en Madrid el pasado 22 de febrero. Podría añadir una larga lista de periodistas asesinados como  Ana Politvskaya hace 13 años,  la presentadora de la televisión búlgara Viktoria Marinova, o Daphne Caruana a quién colocaron en 2017 una bomba en su coche. Aproximadamente han muerto 380 periodistas desde 2002

Aún está sin aclarar todas las actividades de la llamada “policía patriótica” y la procedencia de las ordenes que recibían; aún no han salido todos los trapos sucios de las escuchas y grabaciones de Villarejo en las que abundan depravaciones y perversiones sexuales en las que están implicados relevantes personajes de este país, un mundo del que el detective Francisco Marco decidió no investigar dada la gran degradación humana que existía.

Cientos de menores desaparecen sin dejar rastro, cientos de personas son sacrificadas silenciosamente para aprovechar sus órganos o su sangre.

Son hechos que los ciudadanos digieren como cualquier serie de espías o criminales que emiten por la televisión. Hechos que ya no escandalizan a nadie y solo preocupan a algunos que ven en ellos un mundo cada vez más manejado por las poderosas agencias, organizaciones, mafias e instituciones secretas que trabajan en secreto y que no perdonan a los que husmean en sus operaciones.

Hoy me sigue preocupando Assange. Me preocupa que pase al olvido entre las rejas de su nueva prisión. Me preocupa que los estamentos europeos no hayan actuado con firmeza contra Ecuador por la entrega de un refugiado a las autoridades inglesas. Me irrita que solo unos pocos, Garzón entre ellos, se estén preocupando por a Assange. Me inquieta su salud y lo que pueda sucederle. Y recuerdo a todos aquellos que les falla la memoria que Assange cambio el mundo advirtiéndonos de espionaje masivo al que estábamos sujetos, puso al descubierto oscuras transacciones financieras, reveló la verdad sobre los crimines en las contiendas militares, e hizo un mundo más transparente a través de Wikileaks, una transparencia que hay que mantener porque los amos del “lado oscuro” emplean nuevas artimañas para no dejarnos ver la inseguridad en que vivimos.

El futuro del espacio ya está aquí

mayo 3rd, 2019

El futuro del espacio ya está aquí

Estoy elaborando un catálogo general de todas las empresas privadas del sector espacial con sus características y sinceramente no pensé que hubiera tantas, voy por cerca de cien dossiers y cada vez surgen más. No se pueden imaginar los lectores los millones que se están moviendo en este sector con proyectos, cohetes, satélites, turismo, etc.

En turismo son numerosas las empresas que ya están ofreciendo sus servicios en el sector. Vuelos suborbitales como los que brindan Virgin, SpaceX y Blue Origen de unos pocos minutos en la estratosfera que vienen a costar alrededor 250.000 dólares. Blue Origen ofrece unos días en el espacio por 5 o 20 millones de dólares, dependiendo de los días. SpaceX ofrece un viaje alrededor de la Luna por 150 millones. Y empresas rusas ofrecen siete días en la Estación Espacial Internacional por 20 millones de dólares. Por supuesto hablamos de un precio por persona.

Surgen cada semana nuevas empresas turísticas, así en Barcelona tenemos a la empresa Zero2Infinity que, a bordo de una capsula arrastrada por un globo, transporta a los turistas a 40 Km de altura. Luego descienden en la cápsula con la ayuda de grandes paracaídas.

Estos viajes turísticos han desarrollado toda una serie de necesidades e infraestructuras necesarias que han hecho emerger a otras empresas. Por ejemplo, Virgin ofrece una copa de champagne en el espacio, y se ha tenido que desarrollar una botella especial que no derrame todo el contenido, así como un abridor especial. También han surgido empresas que elaboran alimentos para ser consumidos en el espacio para aquellos turistas que estarán varios días. De la misma manera, y en los diferentes casos, los turistas precisan trajes especiales, que deben confeccionarse a la medida. Los forfait´s, incluyen en algunos casos, el entrenamiento que precisa el turista, entrenamientos de 15 semanas para los que quieran orbitar la Luna. Ya existen diversas escuelas de entrenamiento al margen de las oficiales.

El sector, como explicó, da para mucho. Hoy las compañías de seguros se disputan estos viajeros. Todo hay que asegurarlos y se trata de seguros muy especiales y muy complejos. Por ejemplo el lanzamiento de un cohete con un satélite es costoso ya que vale 80 millones el cohete y más de 150 el satélite, y a esto hay que contar el seguro. La compañía asegura el paquete desde que la cuenta atrás está a menos 10, hasta que entra en órbita el satélite, a partir de ahí se precisa otra póliza y condiciones. Una de las compañías líder de seguros de este sector es Mafre. Un seguro espacial es más complejo de lo que nos imaginamos, ya que un lanzamiento es una maniobra espacial en la que intervienen miles de aspectos y todos tienen que funcionar bien.

El turismo espacial es para millonarios, y parece que hay muchos dadas las reservas que se hacen. El sector está muy abierto a inversiones privadas, y los nuevos accionistas son generalmente rusos. Como era de esperar también han surgido las empresas de inversiones y capital de riesgo del sector.

También han surgidos un gran número de nuevas empresas que compiten fieramente por el futuro de la minería espacial. Empresas de maquinaria, información sobre los minerales que contienen los asteroides, recursos para extracción, tecnologías, selección de asteroides, etc. También están las empresas farmacéuticas que quieren ensayar productos en laboratorios espaciales, y otras empresas que ofrecen sus servicios médicos y chequeos especializados para los turistas espaciales. No faltan las empresas criogénicas que estudian la construcción de cápsulas de hibernación para los viajes espaciales.

Hay proyectos en desarrollo que sorprenderán al lector, como los hoteles espaciales de Bigelow y Axion Space (el primero llamado Hotel CSS Skywalker), algunos con módulos transportables ya construidos en la Tierra y con innovaciones en la restauración adecuadas al espacio. Se proyectan plataformas espaciales con servicios de agua y combustibles como la estaciones de servicio de la Tierra. Parece una utopía, pero estas estaciones de servicios serán inmediatamente utilizadas cuando estalle la carrera de la minería espacial, una carrera como la de la conquista del oeste y la búsqueda de oro, solo que ahora los asteroides ofrecen minerales estratégicos más rentables.

Dentro de estos proyectos surgen ideas como el ascensor lineal, un cable unido a la tierra y a un satélite colocado a 200 km de altura, por el que se desplazaría materiales y personas evitando los costosos lanzamientos. Parece una idea de ciencia-ficción, pero la NASA ha creado la Nasa Innovation Advance Concepts (NIAC) para estudiar sus posibilidades y también han aparecido otras empresas con interés como Internacional Space Elevator Consortium y LiftPort Group, pese a que este proyecto tiene un coste de 80.000 millones de dólares.

El sector está en alza y se unen nuevos países como el Japón, la India e Israel, todos con sus empresas auxiliares. España, concretamente, a través de la empresa privada PLD de Elche, lanzará un cohete capaz de colocar en órbita satélites este mismo año.

Grandes partidas económicas se mueven en este sector que genera nuevas empresas de servicios para un turismo que tiene millones para gastar. Mientras, se producen nuevas asociaciones entre las empresas que ya empiezan a competir con las agencias espaciales oficiales como la Nasa, Roscosmos, Ariane y la potente China.

Me temo que el catalogo que realizo y he denominado “Enterprise Space Catalog (CES) tendrá que estar permanentemente abierto dado las nuevas empresas que aparecen, las nuevas tecnologías y los avances que se producen, todo ello de una forma exponencial.

 

 

 

Comentarios desactivados en El futuro del espacio ya está aquí