Afganistán: Un tesoro bajo tierra.

mayo 19th, 2021

 

AFGANISTÁN: Un tesoro bajo tierra

 

Con toda seguridad podemos afirmar que Afganistán es el centro minero mundial, el subsuelo más rico en variedad de lo que hoy conocemos como minerales críticos, imprescindibles para el desarrollo tecnológico de nuestra civilización. Los geólogos aseguran que las reservas de estos minerales críticos, en yacimientos sin explotar, están valorados en billones de dólares, una riqueza sin igual en un país extremadamente pobre, donde solo una de cada cuatro personas sabe leer y escribir, donde la televisión e Internet solo llega a Kabul, donde la violación de una mujer no está penada por la ley, donde el 80% de los matrimonios son forzados y la mujer tiene que vivir siempre cubierta por una burka. Uno de los hechos que califica la radicalidad de sus tradiciones es que para ser mula (líder religioso) es imprescindible saber El Corán de memoria.

 

Negociar con los japoneses es una tarea difícil, ya que su forma de encarar los hechos es diferente a la nuestra. Para los japoneses estamos sentados negociando por una “causalidad”, para los occidentales por una “casualidad”. Afganistán es la cuna del Zoroastrismo (en Herat), que inventado por Zaratrusta expandió el dualismo con un dios bueno y un dios malo. La dualidad dificulta el entendimiento entre tribus afganas, dado que solo existe o negro o blanco, no hay un “gris” intermedio. De ahí la gran complejidad y la imposibilidad de que las tribus lleguen a un acuerdo.

 

Hoy las tropas norteamericanas que habían invadido el país inician un repliegue, las española ya han salido de la zona de Herat donde estaban establecidas. No es la primera vez que este conflictivo y desesperanzador país es escenario de una retirada militar, antes tuvieron que realizarlo los soviéticos. Ahora, el gobierno de Afganistán sabe que por muy poderoso y bien armado y entrenado que Estados Unidos y la OTAN, hayan dejado a sus tropas, estás volverán a ser atacadas por los talibanes.

 

Desde 2011 se comenzó a traspasar la seguridad del país a las fuerzas afganas que están completamente equipadas para enfrentarse a los talibanes, pero que en cualquier momento uno de sus oficiales puede dividirlas con un golpe de Estado. Hay que recordar, también, que el mayor comercio es la producción de opio, que se exporta a Pakistán atravesando las zonas de más riesgo de seguridad del  país.

 

La CIA, cuyos geólogos se patearon los desierto y áridas tierras de Afganistán, así como rastrearon con sus satélites espías cadenas montañosas, despobladas cordilleras, y emplearon técnicas de teledetección,  aboga por que darse en Afganistán, y cree que si se retiran las Fuerzas Armadas de EE.UU., acabará yéndose todo el mundo, y los ataques talibanes y la inseguridad. No están equivocados. El pasado 9 de mayo de 2021, unos terroristas sin identificar explosionaron un coche bomba frente a una Escuela femenina de Kabul produciendo 50 muertos y 100 heridos. Hoy, 19 de mayo, aún se desconoce la autoría, aunque todo apunta a los talibanes, no hay quién piensa que detrás puede estar la misma CIA o agentes de las empresas que quieren continuar explotando las reservas mineras y creen necesario la presencia de los soldados.

 

Los únicos que se mantienen firmes en el país son los empresarios chinos. Primero destacaré que China es la primera productora de minerales raros del mundo, parte de algunos provienen de sus explotaciones en un vasto yacimiento en Afganistán de cobre en el que ha invertido 2.900 millones de dólares (la mayor inversión de todo el Afganistán). China se limita a extraer cobre y almacenarlo como sus propias reservas.  Muchos estrategas piensan que China podría terminar como Rusia y los norteamericanos, invadiendo Afganistán. Sin embargo, China, ha pactado con el gobierno de Afganistán y con los grupos armados rebeldes la protección de los lugares donde trabajan sus operarios chinos, y paga una cantidad secreta para no ser molestado en su trabajo, sin sabotajes o ataques. Es decir a solucionado el problema pagando.

 

Para el lector que esté interesado adjunto algunos yacimientos de Afganistán y su producción:

 

Litio (baterías coches): en Namakasar, Chakhansur, Godzareh, Ab-e-Navar, Ab-e-Listada.

Cobre: (Cables, fibra óptica, telecomunicaciones) en Dusar-Shaida, Kundalan, Aymak, Ballkhab.

Oro: Badakakhstan, Katawaz, Kundalan, Zarkashan, Takhar, Badakhshan,

Mercurio: Khanak.

Valle de Parjhir: esmeraldas, diamantes, plata.

Dayund: Wolframio

Hierro: Haji-Gak (Valor 420 000 millones de $)

Khannesshin: Uranio.

 

Las preguntas latente siguen siendo: ¿Con una riqueza así como se marchan las tropas de Estados Unidos? ¿Será China su próximo invasor? ¿Cómo reaccionarán la India y Pakistán al no tener unas fuerzas de protección? ¿Se implicará Irán que tiene los yacimientos de Litio y Uranio a un paso de su frontera?

Comentarios desactivados en Afganistán: Un tesoro bajo tierra.

Comments are closed.