Pensamiento Singular. Capitulo Sexto (Parte I)

marzo 27th, 2020

 

Capítulo Sexto (Parte I)

 

“-¿Cuánto es para siempre? – preguntó Alicia.

-A veces solo un segundo – contestó el Conejo Blanco.

(Alicia en el País de las Maravillas)

 

 

 

 

[El epígrafe de este capítulo tiene relación con la relatividad del tiempo. A veces el lenguaje carece de la capacidad necesaria para interpretar un término. De la misma manera que se acepta que difícilmente podemos describir los momentos en que vivimos en un EMC]

 

 

Pensamiento Singular y Mecánica Cuántica

 

Una advertencia: Este capítulo puede ser complejo de interpretar sin unos conocimientos previos de mecánica cuántica y de neurociencias. Por lo que trataré de llegar a todos los lectores de una forma comprensible, aunque esto signifique no explicar este capítulo con gran rigor. Por otra parte, personalmente he centrado parte de la adquisición de mis conocimientos en Física Cuántica y Neurociencias, lo que origina mi entusiasmo en extenderlo al máximo posible, y me obliga a presentarlo en varias partes.

 

Una imagen futurológica: En la psicología del futuro, el diván del psicoanalista estará sustituido por un sillón en el que el paciente estará conectado con sensores cerebrales y sus respuestas le estarán dando al psicólogo imágenes en una pantalla en la que verá las diferentes áreas del cerebro que se iluminan, es decir que se activan con los pensamientos del paciente. El psicólogo sabrá, por ejemplo, que conexiones se han producido entre los sentimientos del paciente y sus recuerdos profundos.

 

Primeras premisas.

  • Si aceptamos que nuestro mundo es cuántico, también lo es nuestro pensamiento.
  • El mundo cuántico nos facilita una forma distinta de pensar e interpretar la realidad.
  • Somos partículas que vibran, por lo tanto también somos consecuencia de los principios cuánticos.
  • Como consecuencia formamos parte del entrelazamiento cuántico.
  • Formamos parte del todo cuántico.
  • Con el sólo hecho de pensar estamos transformado el mundo.

 

Fenómenos Cognitivos

 

Utilizamos los principios cuánticos para describir los fenómenos cognitivos. No es la función biológica de nuestras neuronas, sino la forma como tratan la información para crear razonamientos. No es la materia gris la que se sitúa en un estado cuántico, son sus pensamientos interiores y la forma como son presentado y transformados en nuestro córtex.

 

Un cerebro cuántico

 

Vamos a demostrar que nuestro cerebro es cuántico con un ejemplo sencillo redactado con un ejemplo que todos podamos comprender.

 

Ejemplo: Imaginemos que por una causa determinada nos enfurecemos y decidimos dar un puñetazo con nuestro puño derecho sobre una mesa. En el cerebro se produce el siguiente mecanismo: un ion de Ca+ o de K+ activa el núcleo de una neurona, ésta a su vez produce una onda eléctrica que se desplazara por el axón a 350 Km/hora, hasta llegar a la sinapsis (final de la neurona), y entre más de 200 neurotransmisores elegirá el adecuado para desatar el enfurecimiento en forma de golpe sobre la mesa, la adrenalina. Este neurotransmisor salta a la siguiente neurona (salto sináptico) y, ya de forma neuroquímica avanzará por una de sus dendritas hasta llegar al núcleo neuronal y activar esta neurona. Así, en cuestión de décimas de segundo, una serie de neuronas del córtex izquierdo del cerebro se activan y envían instrucciones a los músculos y los nervios del brazo derecho que, cierra su puño y golpea sobre la mesa.

En este ejemplo se ha producido una serie de incógnitas a las que nos sabemos responder y que solo se pueden aceptar si aceptamos que el cerebro es cuántico.

Primera. ¿De dónde ha surgido, o emergido este ion positivo? ¿No es el ion una partícula del mundo cuántico? ¿Se ha “creado” en nuestro cuerpo o ha venido de “fuera”? ¿Cómo ha sabido este ion que tenía que elegir, entre más de 200 neurotransmisores, la adrenalina y no, por ejemplo, la oxitocina que hubiera producido una reacción amorosa en vez de la ira de un puñetazo?

No tenemos una respuesta a estas preguntas. Podríamos plantear muchas especulaciones e ideas dignas del Pensamiento Singular, pero esto nos llevaría a un “brainstorming” interesante pero largo en el que se producirían planteamientos típicos del Pensamiento Singular, como: ¿El ion ha venido de fuera o estaba en nuestro organismo? ¿Si ha venido de fuera ha sido consecuencia de la presencia del causante de nuestra ira? ¿Procede de otras realidades, de otros universos?

Sean cuál sean las respuestas, aún queda otro planteamiento cuántico: ¿La acción cerebral o efecto se ha producido antes de la decisión de golpear, o la decisión de golpear ha sido antes de la actividad cerebral? En física cuántica se puede dar el caso que el efecto sea anterior a la causa.

 

Segundas premisas:

 

  • En Física Cuántica la realidad sólo existe cuando la observamos, por lo tanto esa realidad está sujeta a nuestros pensamientos.
  • Que solo existe cuando la observamos, no quiere decir que no exista, sino que existe de todas las forma posibles e imaginables.
  • En Física Cuántica, según la Interpretación de Copenhague, antes de que observemos una realidad esta existe de todas las formas posibles, incluso las más absurdas. Somos nosotros quienes hemos elegido, conscientes o inconscientemente la realidad que surge ante nosotros. Nuestro pensamiento actúa en todas las condiciones posibles.
  • Si pensamos en cambiar la realidad cambiamos el mundo.
  • Nuestro pensamiento está sujeto a la dualidad onda partícula. Como partícula se concentra en un solo punto, como onda se despliega en el espacio.
  • El principio de localidad destaca que sólo influimos en los objetos que podemos tocar, por eso nuestro, mundo nos parece local. La Física Cuántica incluye acciones a distancia, no es local, podemos afectar a algo sin tocarlo.
  • Finalmente, cuándo observamos estamos cambiando los observado. Imaginemos que queremos observar en el microscopio una gota de agua colocada en un “porta”. Enfocamos la gota de agua y la iluminamos, los fotones de luz llegarán hasta ella y la modificaran.

 

[En la segunda y tercera parte de este Sexto capítulo veremos:

Los fenómenos chocantes, la ubicuidad, la telepatía y la incertitud. Abordaremos la Metacognición; la superposición de estados de la mente cuántica; Psicólogos cognitivos cuánticos; el presenta, el aquí y ahora ese salto cuántico del pasado al futuro; y algunas reflexiones sobre el tiempo.]

Comentarios desactivados en Pensamiento Singular. Capitulo Sexto (Parte I)

Capítulo Quinto. Pensamiento Singular.

marzo 25th, 2020

 

 

 

Capítulo Quinto

-¿Dónde estuviste anoche?- pregunto Yvonne.

– Hace tiempo de eso. Ya no me acuerdo.- contestó Rick

-¿Te veré esta noche? – insistió Yvonne.

– No sé. Nunca hago planes con tanta antelación – concluyó Rick

(De la película Casablanca)

 

[En este diálogo que parece banal, se esconde una postura de vivir la existencia. Rick olvida el pasado y no se plantea lo que hará en el futuro. Está simplemente viviendo el presente, el aquí y ahora, una actitud muy transpersonal]

 

Consejos para vivir con un Pensamiento Singular

 

  • Mantenerse en buen estado físico es vital para la salud mental. Nuestro cerebro es el órgano más complejo de nuestro cuerpo y, también, el más importante.
  • No tenga deseos o necesidades, porqué significa depender de ellos.
  • Siempre hay que estar practicando el Pensamiento Singular. Si no se es activo las cualidades se embotan, los reflejos se aletargan.
  • Por muy seguro que creas estar en una conclusión, siempre hay algo más que puedes hacer para ampliarla. Siempre hay preguntas para realizarse: Por ejemplo ¿Qué puedo añadir más? ¿Existen otras posibilidades?, etc.
  • Hoy hemos descubierto que las viejas convicciones, sistemas de fe o ideologías no eran más que engaños e ilusiones. No hay una verdad única, hay múltiples respuestas, múltiples caminos.
  • Cualquier búsqueda está hecha de millares de pequeños indicios, como si fuera un puzle que hay que montar.
  • En este tipo de pensamiento impera la Ley de Murphy: Si algo puede fallar, fallará. Nada se da por concluyente.
  • Desconfíe de sus sentimientos personales: interfieren en el frío análisis. Qué las emociones no te dominen, domina tú las emociones.
  • Entra en la piel y la mente de aquellos a quienes tratas de comprender. Observa las emociones de los demás.
  • Jamás pretendas adivinar. (Sherlock Holmes)
  • Cuenta la historia de acuerdo con el carácter de quién te escucha.
  • El Pensamiento Singular precisa personas hechas, inteligentes, felices de vivir, con sentido del humor.
  • Cuando crees que sabes algo, tienes que preguntarte si eso es lo que quieren que sepas.
  • Sin conocimiento no somos nada. El conocimiento se lleva en la cabeza, es el único modo seguro. Nadie, por ahora, nos puede controlar lo que pensamos.

(En el Capítulo Sexto veremos la relación existente entre el Pensamiento Singular y la Mecánica Cuántica)

Comentarios desactivados en Capítulo Quinto. Pensamiento Singular.

La pesadilla que viene: Neurotecnología

febrero 18th, 2020

La pesadilla que viene: Neurotecnología

Cualquier avance de la humanidad tiene sus aplicaciones buenas y su utilización en el lado malo. De nada sirve poner leyes, firmar acuerdos, protocolos o pactos si no lo hacen todas las naciones, y en cualquier avance siempre habrá algún país que se descolgará de cualquier acuerdo mundial.

De nada han servido las leyes sobre biogenética cuando los mismos laboratorios se han instalado en países que permiten toda clase de experimentos, como el caso de los telómeros y su prohibición en EE.UU, tema del que ya he hablado en otras ocasiones.

La neurotecnología no está sujeta a ningún tipo de restricciones, de ahí que cuando DARPA vio que en unos laboratorios de Columbia había desarrollado una prótesis visual inalámbrica con un millón de electrodos y que permitía conectar a una persona a la red, se apresuró a financiar el invento para aplicarlo a soldados y dotarlos de destrezas sobrehumanas.

El interfaz cerebro-computadora, como los futuros iPhone, es el campo en el que más se está invirtiendo en investigación. La  comunicación cerebro-ordenadores tiene un gran futuro. Facebook ha invertido mil millones de dólares; Microsoft otros mil millones en IA; Elon Musk 100 millones en Neuralink dedicada a la implantación de chips y cables en el cerebro para aumentar su potencia. Google invirtió 2.500 millones en Calico, empresa que estudia como transferir un cerebro humano a un avatar y hacerlo inmortal. Y otros muchos laboratorios que trabajan silenciosamente sin hacer públicos sus avances.

Podría citar más de una docena de logros conseguidos que parecen sacados de novelas de ciencia-ficción. Permítame el lector que cite unos cuantos sin dar como referencia el nombre de los laboratorios que me reservo para un libro en el que estoy trabajando. Por ejemplo se ha conseguido transmitir una palabra de un cerebro a otro que estaba separados por más 7.500 Km. Se ha conseguido ver imágenes de lo que piensa un sujeto analizando las ondas cerebrales que emite. Incluso leer palabras de lo que pensaba a través de la electroencefalografía. Se sabe, según qué parte del cerebro se “ilumina”, si el sujeto tiene miedo o se han desatado diversos sentimientos, incluso se puede calcular el grado de concentración o interés. El desciframiento de los neurodatos es el próximo paso,  que ya empieza a ser posible, un paso con el que llegará el fin de la privacidad.

China y Estados Unidos son los pioneros en el campo de la neurotecnología. Los líderes de Pekín quieren mejorar sus cerebros y ven con buenos ojos la posibilidad de mejora sus cerebros mediante la neurotecnología o implantes de cirugía para quienes puedan económicamente someterse a conexiones que potencien sus cerebros a través de un ordenador.

Un retrato de Neuroamante o Un Mundo Feliz. Pero todo un cambio para el que no estamos preparados mentalmente y filosóficamente. Las máquinas nos pueden alargar la vida y hacernos más inteligentes, una vida más larga nos permitiría estudiar más carreras o simplemente disfrutarla. Pero corremos el peligro de que las máquinas (computadoras) no nos necesiten para nada y se conecten entre ellas para crear una “teocomputadora”.

Las nuevas neurotecnologías pueden terminar diluyendo nuestra identidad, tomar decisiones por nosotros y privarnos de “para nuestro bienestar” de todo tipo de sentimientos. Incluso nos enfrentamos a un mundo sin privacidad mental, en el que unos pueden leer la mente de los otros si su computadora y conexiones son más potentes.

Comentarios desactivados en La pesadilla que viene: Neurotecnología

La búsqueda de vida inteligente en el espacio acaba de empezar.

febrero 7th, 2020

La búsqueda de vida inteligente en el espacio acaba de empezar.

 

Hasta hace unos días solo eran los científicos y los astronautas americanos y franceses, los que voceaban que hay vida inteligente en el Universo, y que los OVNI y extraterrestres eran reales. Incluso las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos mostraban ese video que, insistentemente nos han pasado por las televisiones públicas y privadas, en el que cazas de combate intentaban una persecución imposible.

Creo que fue la semana pasa cuando un astronauta ruso, en una conferencia, aseguró que los extraterrestres existen y que hay vida ahí fuera.

Hoy aparece en las Agencias de noticias rusas que Moscú acogerá un foro internacional para “impulsar la búsqueda de vida inteligente extraterrestre”. Obsérvese que no se dice para probar la existencia de extraterrestre, dado que leyendo entre líneas se intuye que ya se considera que los extraterrestres existen.

Este foro está organizado por el Consejo de Astronomía de la Academia de Ciencias de Rusia; la organización SETI y multimillonarios como Yuri Milner que ya donó 100 millones de dólares para el proyecto de viaje a Alfa de Centauro, proyecto conocido como Breakthrougeh. Un foro riguroso, serio y científico, sino no me hubiera metido en un asunto de OVNIS, ya que siempre he tratado de no entrar en ese zoo de engaños, trucajes y abducciones de los más cortos de entendederas.

El foro denuncia que su creación se debe al hecho de que son escasos los esfuerzos en la búsqueda extraterrestre, y declara triunfante que “la búsqueda de vida inteligente en el espacio acaba de empezar”.

Todo lo que se ha hecho hasta ahora para buscar extraterrestre estaba mal enfocado, no era correcto. Los organizadores del foro están convencidos que no estamos solos en el Universo, existen otras civilizaciones inteligente y copias completas de nuestra civilización.

Los organizadores destacan, “no se trata de si existen o no existen, sino ¿dónde están?”.

Sólo en nuestra galaxia existen más de 200.000 millones de estrellas. Si solo un 30% por su parecido son iguales que  nuestro sistema, tenemos que 60.000 mil millones tienen cierta posibilidad de albergar vida…. ¿creen verdaderamente que ahí no vamos a encontrar 10.000 civilizaciones?

El foro quiere poner en marcha proyectos que monitoricen el espacio y comprueben los efectos de las señales que nosotros emitamos. Para ello hay que montar una red de estaciones receptoras en todo el planeta. Así como el lanzamiento en 2027 de un telescopio de búsqueda de vida inteligente. Obsérvese que no se busca exoplanetas, sino vida inteligente. Los láseres que alcanzan distancias cósmicas, hoy de la FF.AA, se usarán para la búsqueda de vida inteligente.

Los científicos organizadores del foro destacan que el beneficio potencial que podemos obtener de los contactos es tan grande que supera los riesgos”.

Personalmente opino que un contacto con otra civilización inteligente extraterrestre puede aportar un gran intercambio de conocimientos, el estudio de la historia de esa civilización, el desarrollo de su filosofía, teología e religiones comparadas. Una revolución en el intercambio de vida y en la sociedad terrícola que ya no necesitan comprar comics de ciencia-ficción ya disponen  de la historia de nuevas y cuantiosas civilizaciones.

Surgirán nuevas especialidades como exogeográfo, exohistoriadores, la arqueoastronomía. En fin, con el contacto con otras exocivilizaciones se abre un mundo de nuevas posibilidades. No va a ser fácil, porque el hecho de que sean seres inteligentes no impide que el contacto con ellos sea complejo; el solo hecho de haber nacido en otro planeta de características distinta al nuestro, con una forma fisiológica diferente y otra evolución, ya determina unas estructuras diferentes del cerebro, y por tanto otro tipo de inteligencia, otro tipo de concebir el universo y la vida.

Comentarios desactivados en La búsqueda de vida inteligente en el espacio acaba de empezar.

Extraterrestres y nuestros estúpido antropocentrismo

enero 17th, 2020

 

Tenemos que cambiar el chip mental de nuestros valores sobre nuestra existencia y lo que somos verdaderamente. Seguimos pecando de las mismas creencias que los seres del medioevo. Somos antropocentristas, seguimos creyendo que somos una especie elegida en el Universo, que nuestra racionalidad es superior y que nos has sido dotada por un ser supremo.

No somos seres especiales, no tenemos nada superior, somos lo que la evolución ha necesitado que fuéramos para sobrevivir en este planeta en el que estamos. La Tierra no se adaptado a nuestros organismo, es el organismo que se ha adaptado a la Tierra. La necesidad ha creado los órganos necesarios para sobrevivir.

No estamos dotados para conquistar el espacio, por esa razón nos envolvemos de “burbujas” metálicas adaptadas a nuestras necesidades biológicas para poder volar fuera de nuestro planeta.

Pese a nuestros conocimientos seguimos sin saber nada concreto sobre nuestra existencia, sobre la razón de porque pensamos, de porque somos lo que somos. Nuestra soberbia nos hace creer que somos seres elegidos y los más inteligentes entre todos los seres del planeta, cuando los animales no son menos inteligentes que nosotros, son inteligencias diferentes, adaptadas a su entorno para sobrevivir.

Para respaldar nuestra gran superioridad como seres de este universo en el que vivimos, nos valemos de mitos y leyendas que nos narran historias en la que un ser supremo nos creó. Un argumento que nos da algo de fuerza para justificar nuestra presencia. Pero todo es vano, todo son historias cuyo contenido no se puede demostrar, cuantos maravillosos para calmar nuestra angustia personal ante un final inevitable que nos acecha a todos.

Ya nada puede refutar que no hay vida fuera de nuestro planeta, ahora sabemos que existen millones y millones de exoplanetas. Nada puede negar que hay objetos extraños en el cielo que nos observan, las pruebas son evidentes. Los escépticos alegan que si esos objetos contuvieran seres de otros planetas ya se habrían puesto en contacto con nosotros. Teniendo la tecnología que demuestran, viniendo de lugares del espacio que nosotros ni soñamos poder alcanzar, su forma de pensar será diferente, divergente, singular. ¿Por qué van a tener necesidad de contactar con nosotros? Tal vez no les interesamos, tal vez somos una especie muy inferior, tal vez somos como vemos nosotros a las hormigas.

No nos damos cuenta que “ellos” pueden existir desde hace cientos de miles de años, millones incluso, y que nosotros tan solo somos una violenta civilización bélica con unos pocos miles de años de historia. El pensamiento de estos seres extraterrestres es, con seguridad, diferente al nuestros, más complejo, con otros valores, con otra evolución, con otro razonamiento, con una evolución neuronal distinta que puede llevarles a un pensamientos divergente, discordantes, bifurcado, disparejo, incomparable.

Nosotros no somos más que unos tristes seres que han evolucionado mentalmente desde hace unos pocos millones de años. Sin embargo nos creemos que somos el centro de todo, que todas las evoluciones mentales llegan a nuestro estadio. Nos creemos que nuestra física ortodoxa y cuántica será igual en todas las rutilantes civilizaciones espaciales que existen. No consideramos que puede existir seres extraterrestres viajando por el espacio que no necesiten nuestras leyes físicas para transitar, que no hayan oído hablar de la física cuántica, que sus conceptos cosmológicos sean distintos. Seres en los que la bondad, la espiritualidad, la hermandad y la honestidad carezcan de sentido; seres que se guían por otros valores que nosotros desconocemos, seres que, por ejemplo, la intuición sea la base de su estructura cerebral.

Tenemos que cambiar el chip, tenemos que empezar a transmitir los conocimientos que tenemos como algo transitorio, temporal, momentáneo. No hay verdades eternas, solo hay caminos pasajeros; no hay creencias eternas, solo historias emocionales y circunstanciales. Cuando empecemos a considerar esta situación, nuestra forma de actuar será también diferente y entonces, empezaremos, tal vez, a ver con claridad nuestra presencia en este Universo.

Comentarios desactivados en Extraterrestres y nuestros estúpido antropocentrismo