Pensamiento Singular Capítulo Segundo

marzo 22nd, 2020

 

Capítulo Segundo

 

¿Qué es el Pensamiento Singular? – 2

 

“- Existe algún otro detalle acerca del cual desearía usted llamar mi atención – preguntó el inspector.

  • Si, acerca del curioso incidente del perro esa noche – destacó Holmes.
  • Esa noche el perro no hizo nada – argumentó el inspector.
  • Ese es el curioso incidente – observó Sherlock Holmes”.

(Estrella de Plata)

 

[En esta conversación Holmes razona no sobre lo que hizo el perro, sino sobre lo que no hizo. Holmes reflexiona no sobre los hechos acaecidos, sino los hechos y acontecimientos no acaecidos que le llevan a una nueva línea de reflexión]

 

 

Seguimos el capítulo 1.

 

  • El pensamiento Singular es una alternativa cuántica, es una visión distinta, otra forma de razonar y discernir. Se dice que es cuántico porque como esa materia se apoya en unos hechos no ortodoxos, acepta que una partícula pueda ser dos cosas a la vez (materia y onda) y esté en dos lugares a la vez. (Más adelante entraremos en el mundo cuántico y el Pensamiento Singular.
  • Si las ideas actuales no funcionan no debemos tratar de cambiar esas ideas, cambiemos la fórmula de pensar.
  • Rompamos con los rigorismos del presente… hay otro pensamiento y está en nuestros cerebros.
  • Si queremos cambiar las estructuras sociales, primero tenemos que cambiar las estructuras mentales. Para cambiar las estructuras sociales precisamos una nueve educación de nuestros jóvenes, una nueva enseñanza y forma de abordarla.
  • El Pensamiento Singular es algo así como si estuviéramos en el País de Alicia que nos relata Lewis Caroll. Puede parecer absurdo, pero todo tiene una lógica aplicada a la situación que se vive.
  • Una sola idea inesperada puede transformarlo todo.
  • Un pensamiento puede cambiar el mundo.
  • Un frase singular desmontar el sistema.
  • Pensamiento Singular es buscar nuevas alternativas a los problemas y superar los inconvenientes que pueden crear ante lo inesperado y novedoso.

 

(En el próximo capítulo, el tercero, abordaremos las premisas que tenemos que aceptar para trabajar con el Pensamiento Singular)

Comentarios desactivados en Pensamiento Singular Capítulo Segundo

Preambulo y Capítulo I del Pensamiento Singular

marzo 21st, 2020

Pensamiento Singular (PS)

 

Preámbulo

 

La Universidad de la Singularidad fue creada en 2009 por Peter Diamandis, director de la Fundación X Prize, y el nueve veces doctor Ray Kurzweil, director de Ingeniería en Google y miembro de Calico. En la actualidad todos los alumnos que se inscriben en el MIT, tienen que pasar un curso de Pensamiento Singular antes de estudiar en las diferentes especialidades elegidas.

 

Antes de abordar el Pensamiento Singular vamos aclarar y definir algunos conceptos relacionados con esta metodología de trabajo, como son las nociones que tenemos de inteligencia y conocimiento.

 

Si consultamos diccionarios o enciclopedias para buscar una definición del concepto de “inteligencia”, nos encontraremos que todos dan una respuesta diferente. Una de las definiciones más correctas nos expone que la  inteligencia es esa capacidad que tenemos de buscar una rápida solución cuando estamos implicados en un problema, en una situación difícil o en cualquier circunstancia que signifique un riesgo para nuestra vida. Inteligencia es resolver un problema matemático de la forma  más rápida; ganar una partida de ajedrez con una jugada inesperada, compleja y genial; desarrollar una teoría cosmológica o cuántica que revolucione estas materias.

 

La inteligencia, para funcionar con rapidez, precisa información, conocimientos. Si, por ejemplo, nos topamos con un rinoceronte, puede sernos útil saber que tienen un olfato muy desarrollado, pero que si guardamos una distancia prudencial y nos colocamos en contra del viento, el paquidermo no se dará cuenta de nuestra presencia dado que su vista a distancia es deficiente.

 

Se dice que en la selva no sobrevive el animal más fuerte, sino aquel que posee más información. Aquel mono que está encaramado en lo alto de un árbol junto a una balsa y sabe a qué hora del días vienen los leones a beber; sabe en qué rama está enroscada la peligrosa boa atenta a caer sobre algún animal que este bebiendo, o entre que nenúfares se esconde el cocodrilo presto a saltar sobre un sediento mamífero. El mono, con esta información sabrá en que momento puede descender del árbol para beber en la orilla del lago.

 

Aún un concepto más, ¿qué entendemos por conocimiento? Diremos que la información es útil y necesaria, pero precisamos el conocimiento, que es el modo en que utilizamos la información para elaborar nuevas ideas. No se trata de almacenar la información, sino de asimilarla, elaborarla, reflexionar sobre su contenido.

 

Así pues concluimos que:

  • Ser inteligente es saber utilizar el conocimiento para poder crear.
  • La información son solo datos que deben ser razonados y utilizados por el conocimiento.
  • Ser inteligencia es la capacidad de crear redes neuronales en nuestro cerebro y conexiones en esas redes, a mayor rapidez, mayor capacidad de responder a los problemas con los que nos enfrentamos.
  • Inteligencia es también saber plantearse las preguntas adecuadas para obtener las respuestas correctas.

 

 

Capítulo Primero

 

¿Qué es el Pensamiento Singular?

 

“No intentes doblar la cuchara, lo que tienes que doblar es tu mente”. (Matrix)

 

[Cada capítulo, uno diario, estará encabezado por una frase cinematográfica que ilustre el Pensamiento Singular. En este caso es el consejo que un niño, que está doblando cucharas, le da a un personaje de la película que intenta doblar una cuchara y no puede. Es un camino alternativo, ya que nadie piensa en doblar la mente, sino la cuchara. La escena se convierte en un ejemplo de Pensamiento Singular].

 

Veamos qué es el Pensamiento Singular.

 

  • Pensamiento Singular es no pensar linealmente, ortodoxamente. Un pensamiento ortodoxo se ajusta a las leyes que hemos desarrollado y normas que aceptamos como las más adecuadas. Decimos que es lineal cuando sigue los principios adecuados. El Pensamiento Singular toma caminos no lineales dentro de la ortodoxia tradicional.
  • Pensamiento Singular, es utilizar nuestra mente buscando soluciones a los problemas por caminos no habituales, no racionales, no estructurados, no aceptados.
  • Los caminos inesperados e insospechados pueden parecer absurdos pero ofrecen nuevas respuesta que no habíamos explorado. Hasta ahora hemos vivido aceptando unas normas, unas premisas, que han llevado nuestra civilización hasta donde estamos, pero podíamos haber tomado otras alternativas y nuestra sociedad sería hoy diferente.
  • El Pensamiento Singular forma parte de la imaginación.
  • En contra del Pensamiento Singular tenemos el “sistema actual” que nos quiere alinear para que no salgamos de él con fórmulas nuevas. El sistema dogmatiza, condiciona, para que todo siga igual y para mantener un razonamiento encarrilado. Al sistema no le gustan las sorpresa y un mundo sin sorpresas es un mundo terriblemente aburrido.
  • El Pensamiento Singular carece de barreras, límites, sistemas fijos, verdades, dogmas intocables y valores eternos.
  • El Pensamiento Singular significa aceptar ideas nuevas y revolucionarias, es sobrepasar los límites que nos imponen.

 

(Continuará mañana, publicaré un capítulo diario)

 

 

Big Bang y creación según Rig Veda

marzo 12th, 2020

Sobre la creación leemos en el Rig-Veda (10.129) escrito en el siglo II antes de nuestra era, este interesante texto que tiene importantes similitudes con el Big Bang:

Ni no ser ni ser había entonces; no había espacio, ni cielo sobre él. Ni muerte ni inmortalidad había entonces; de la noche ni del día había señal. Alentaba sin viento, según su propia ley, aquello que era uno. Otro más, distinto de él, no había. Tinieblas había, envueltas en tinieblas, al principio; una marea indiscernible era todo aquello. La nada estaba encerrada en el vacío, por el poder del ardor (“tapas” el calor) nació como lo uno…/… ¿Es que había un abajo? ¿Había acaso un arriba? Había lo que siembra y lo que puede ser grande…/… ¿Quién sabe con certeza? ¿Quién podría anunciar aquí de donde es nacida, de dónde esta emanación (léase creación)? Los dioses son luego, solo por ella existen. De dónde viene ella, ¿quién lo sabe? Esta emanación de dónde viene, si es hecha o no lo es, el que en el cielo más alto es el vigilante, tal vez lo sepa, a no ser que ni siquiera lo sepa él”.

¿No está una similitud de descripción del Big Bang realizada por la física moderna? Veamos una descripción del Big Bang según la Física que determina como punto de singularidad inicial el lugar dónde surgió el Big Bang, un punto de densidad y temperatura elevadísima en el que surgió el espacio, la materia y el tiempo, pues antes aquello era la nada. Como dice el Rig Veda “No había espacio, ni cielo sobre él…/… de la noche ni del día había señal”. Hace referencia el texto de “su propia ley y aquello era uno”, y describe la física moderna que las leyes de la naturaleza son las misma en cualquier lugar del universo, y acepta que en aquel comienzo todo estaba unido, que aquello era el uno. El Rig Veda describe que no existía nada, ni siquiera distinto como leemos: “Otro más, distinto de él, no había”. El Big Bang estaba, al principio, sumido en la oscuridad, que menciona el Rig Veda “…tinieblas envueltas en tinieblas”. Con el término de “una marea indiscernible era todo aquello”, el texto describe el caos inicial, y como “la nada encerrada en el vacío”, el punto de singularidad. Y por supuesto aquella temperatura infinita que describe la Física moderna “era el poder de ardor”, entendiendo ardor como “tapas”, es decir calor. Continua el texto dándonos una descripción de ese lugar en el que no había arriba ni abajo, y atisba a su expansión cuando destaca “…había lo que siempre puede ser grande”. Finalmente se pregunta sobre el origen de esta “emanación” su procedencia ¿si es hecha y de dónde viene?, y apunta al “vigilante de lo más alto”, no como creador, sino como posible sabedor de la procedencia del todo o no sabedor. Recordemos que el mismo texto destaca que “…los dioses son luego, solo por ella existen”, es decir que los dioses aparecieron después de esta emanación o creación, y que gracias a ella existen, y que antes no existía. Puede muy bien referirse a que los dioses aparecieron con el pensamiento del hombre y que este los creo: dios del trueno, de la lluvia, del fuego, del viento, etc.

 

 

 

Comentarios desactivados en Big Bang y creación según Rig Veda

¿Qué es la vida?

febrero 24th, 2020

¿Qué es la vida? ¿Qué significado tiene nuestra corta presencia en este universo? ¿Cuál es la realidad de nuestra existencia? ¿Es real todo lo que nos rodea? ¿Son verdaderas todas las teorías sobre nuestra vida, su origen, las leyes físicas, o sólo son meras especulaciones para constituir un soporte en nuestro mundo?

Creemos que Big Bang es el comienzo de nuestro universo, pero no estamos seguros que esta teoría sea definitiva. A partir del Big Bang podemos describir el desarrollo del universo en que vivimos. Podemos detallar como se unieron las partículas para crear estrellas, galaxias y planetas, incluso como fue esa expansión de materia y energía. Pero cuando nos preguntamos que había antes del Big Bang comienzas nuestras inquietantes especulaciones.

¿Cómo en un lugar que no había nada, pudo aparecer un punto de singularidad no más grande que un garbanzo y explotar creando todo lo que hoy nos rodea? Ni siquiera podemos describir el lugar donde apareció ese punto de singularidad: en la nada.

No sabemos explicar que es la nada, como no sabemos exponer que es el infinito, o desconocemos que había antes de la nada, antes del Big Bang. Y nuestra mente se en crispa en un torbellino de especulaciones cuando afirmamos que ni siquiera existía el tiempo.

Hemos desarrollado una teoría del Big Bang como única salida a nuestra existencia, una teoría más filosófica que cosmológica. Una teoría que nos sirve como punto de partida para describir con supuestas leyes y cálculos una respuesta estable para nuestros jóvenes alumnos. Pero en el fondo, nadie puede afirmar que esa sea la verdad.

Con las leyes físicas, con las hipótesis cosmológicas y las teorías cuánticas damos presuntas respuestas a nuestra existencia. Algunos las refuerzan con las creencias en las religiones, pero solo son creencias en mitos, leyendas e historias indemostrables.

Todo nuestro mundo es un relato quimérico y legendario cuando se basa en una de las muchas religiones existentes. Incluso la historia de nuestra civilización, escrita generalmente por los vencedores de las múltiples guerras, está plagada de fábulas y narraciones de las proezas de personajes que, en algunos casos no han existido, y en otros, su recuerdo ha sido glorificado y ensalzado para convertirlos en ídolos con los que poder seguir manteniendo unos “estatus quos” o “modus vivendis” que interesaban a sus descendientes.

Nuestra historia es confusa, nuestras leyes de la ciencia universal provisionales, nuestras creencias insostenibles, nuestros héroes dudosos, nuestros dioses infantiles y continuamente sustituibles, nuestra emociones y sentimientos pura química y neurotransmisores, nuestras pasiones meros impulsos del cerebro, nuestra imagen un cuerpo basado en una evolución en la que la necesidad crea el órgano.

Y si de algo podemos presumir es de nuestra ignorancia, nuestra despreocupación por el planeta y nuestra irresponsabilidad política y social, nuestro antropocentrismo. Al escribir estas líneas se extiende una pandemia vírica peligrosa por todo el planeta. Un fantasma que amenaza con extinguirnos, uno más como los peligrosos asteroides que pasan rozando nuestro planeta y que un día, tarde o temprano, colisionarán creando un caos inexorable. Igual que un día estallara un mega-volcán como Yellowstone; igual que, cuando menos lo esperemos, los hielos de los casquetes polares se fundirán creando la desolación en todas las costas; igual que un día un chiflado pulsará el botón nuclear y nos ensalzaremos en una guerra apocalíptica, igual que un día una estrella cercana explotará y nos lanzará su letal radiación cósmica, o el propio Sol descargará una tormenta magnética que inutilizará toda nuestra red cibernética soporte de nuestra civilización.

Mientras vivimos despreocupadamente, ajenos a nuestra precaria existencia, alternando los unos con los otros y dialogando insulsas y vacías conversaciones, presumiendo de nuestros nuevos móviles o de nuestros amoríos o comentando distintos escenarios sociales que solo son momentos rutinarios de una existencia repleta de mediocridad. Somos como actores en un escenario en el que repetimos una función en la que solo cambia, con el tiempo, el decorado y vestuario: es la triste representación que nos toca vivir. Estamos en un espectáculo de títeres “déjà vu” en el que siempre hay alguien que mueve los hilos, en el que siempre nos utilizan, en el que nos desinforman, en el que nos someten a una falsa realidad y nos enganchan a espectáculos masivos deportivos o conexiones en la Red con la intención de que no pensemos, lucubremos, razonemos o cavilemos, no sea que, un anochecer contemplando las estrellas, descubramos la singularidad de nuestra existencia.

 

Comentarios desactivados en ¿Qué es la vida?

Ni Platón ni Prozac, leer los Upanisad.

enero 15th, 2020

Ni Platón ni Prozac, leer los Upanisad.

 

He recomendado, en muchas ocasiones, la lectura de los Upanisad y es por esta razón que voy explicar algo sobre estos textos sagrados de la India que son considerados como los más antiguos textos espirituales y filosóficos.

 

Personalmente he leído una veintena de ellos y los releo continuamente. Su lectura me transformó. Los recomiendo a aquellos y aquellas que busca el verdadero conocimiento

 

Ha sido y es, una de las lecturas preferidas de los físicos cuánticos, ya que se olieron que su contenido aportaba un mensaje esotérico muy relacionado con el Todo y el Universo. Los Upanisad se han librado de caer en manos del cristianismo o del Islam, ya que con toda seguridad hubieran terminado  en la hoguera por indicadores de conocimientos irrevelables para las religiones.

 

Los Upanisad son los más antiguos tratados filosóficos de la tradición literaria hindú escritos en sánscrito, remontándose algunos de ellos al final del periodo védico. La cronología aproximada los sitúa entre los siglos VIII y V antes de nuestra era. Pero provienen de una tradición oral de muchos más años.

 

Upanisad quiere decir “estar sentado”, pero ha pasado a significar “doctrina secreta” de ese punto del entendimiento o del espíritu donde se asienta la comprensión última de los misterios aprendidos.

 

Los Upanisad utilizan la capacidad de la lectura para transmitir a los seres la verdad mediante la percepción. Cuando tratan el atman[1] recurren a los estados de consciencia. Los Upanisad nos alertan de que el conocimiento está ahí siempre, y que el verdadero conocimiento libera al hombre de la rueda de las reencarnaciones.

 

En cuanto a la verdadera ciencia es distinta a la erudición, distinta de las vanas pretensiones de saber de los escépticos. El verdadero conocimiento no se conquista, viene a uno cuando está preparado para recibirlo.

 

Destacaré que los Upanisad fueron escritos por los Rishis que fueron unos sabios que asentaron el entendimiento de los misterios del Universo. Los rishis no inventaron sus himnos, estos se les habían manifestado en visiones que parecían proceder de otro mundo. A medida que escuchaban se sentían en contacto con una misteriosa fuerza que los unía a eso otros mundos. Un poder llamado “rita”, un orden sagrado que mantiene unido a todo el universo, un orden divino traducido al habla humana.

 

Los rishis aprendieron, con técnicas esotéricas, a mantenerse  en contacto para recibir estas palabras inspiradoras que venían del exterior y que experimentaban como una voz interna.

 

Sus conocimientos, como muestran los textos del Rig Veda encierran un código astronómico que se refleja en la construcción de los altares védicos del fuego. De hecho existían siete sabios que estaban en conexión con las siete estrellas principales de las Pleyades.

 

Dice la doctora Consuelo Martín que “los Upanisad no han sido escritos para impartir una información accesoria a la vida, sino para esclarecerla. Están aquí para despertar y guiar la intuición de  quienes ya se han aventurado a descubrir el significado fundamental de la existencia humana”.

[1] El “uno mismo”, el elemento espiritual del individuo.

Comentarios desactivados en Ni Platón ni Prozac, leer los Upanisad.