La inteligencia artificial entra en las elecciones francesas

abril 13th, 2017

 

La inteligencia artificial entra en las elecciones francesas.

 

 

Cuatro candidatos con posibilidades: Jean-Luc Mélenchon (izquierdas), Marie Le Pen (derechas), Emmanuel Macron (liberales), y François Fillon (conservadores). La pregunta es, después del fracaso con Brexit y Donald Trump, ¿podemos fiarnos de lo que dicen las empresas clásicas de encuesta

La seguridad en un sistema de encuestas estaba basado, hasta ahora, en el número de encuestados. Cuando la muestra es mayor las posibilidades de acierto son mayores. Pero esto solo no garantiza nada sino se elige cuidadosamente la muestra de forma que sea lo más variada posible. En el caso de las elecciones en Francia, la muestra tiene que representar a diferentes ciudades del país, a diferentes barrios de esas ciudades y a diferentes capas sociales y sus circunstancias. Así y todo habrá, en teoría, un margen de error de un 3% sobre cada 1.000 personas.

Esta técnica clásica que precisa mucho personal y mucho tiempo, fracaso, pese a los grandes recursos de las empresas americanas, en la elección de Donald Trump a quién dio por perdedor frente a Hillary Clinton.

El método clásico adolece de varios problemas, uno de ellos es el que denominan “timing”, el momento en que se realiza la encuesta, que tiene que ser próximo al momento que el elector deposite su voto en las urnas. Para cumplir este requisito se precisa mucho personal. Hoy se sabe que la sociedad ha cambiado, y que sus opiniones cambian rápidamente. También hay que considerar que cualquier suceso, en el mundo o un desafortunado comentario de un candidato, se transmite a una gran velocidad entre las redes sociales a través de Internet. Y estos acontecimientos pueden ocurrir horas antes de que se abran las mesas electorales. Un hecho que afecta a la denominada “volatilidad electoral”.

Las empresas clásicas han considerado estos factores y han redoblado su esfuerzo en estos puntos débiles, y lo han realizado porque les ha surgido un competidor, una docena de start-up universitarias que no realizan encuestas y que se limitan, con la ayuda de la inteligencia artificial (IA) y potentes programas de algoritmos, a “palpar” la intención de voto por los comentarios, mensajes y emociones que los internautas expresan en Facebook, Instagram y Twitter. El denominado programa de algoritmos “Emotive” de la universidad de Loughborough, es capaz de examinar 3.000 “tweets por segundo.

Sus ordenadores clasifican millones de datos (big data) sobre las simpatías a uno y otro candidato, la intención de voto, y además conocen  la edad, el sexo, la zona geográfica y otros elementos del perfil de los internautas. Los algoritmos deducen las  simpatías o antipatías hacia los candidatos, quién votará y a quién lo hará. Incluso los análisis de léxico detallan las emociones predominantes.

El duelo está servido: ¿Ganará el sistema clásico de las encuestas personales o la inteligencia artificial (IA)? Si la IA sale vencedora se cumplirá un paso más para la robotización del mundo, y se quedarán sin trabajo miles de encuestadores personales en todos los países que utilicen este obsoleto sistema.

El peligro yihadistas en Barcelona.

abril 10th, 2017

Los yihadista y la voluntad de atentar en Catalunya.

He leído el Informe Anual de Seguridad Nacional 2016, especialmente poniendo más interés en las páginas que hacen referencia al yihadismo en Catalunya.

Una vez se concluye la lectura del citado Informe se llega a la sospechosas intuición de que todo apunta o parece indicar que los yihadista “tienen una voluntad de atentar”[1] en Catalunya, siendo el objetivo más interesante por su renombre internacional y su afluencia turística, la ciudad de Barcelona.

El informe destaca varios aspectos de nuestro escenario ante el peligro yhiadista y la insistencia de que Catalunya es la región más radicalizada de toda España, pero no concluyen ni determina las  causas que llevan a esta ideología fanática. Por ejemplo se habla que Barcelona, y también de otros lugares de Catalunya,  en los que la radicalización es más rápida que en cualquier otro lugar de España. Y ahí debiéramos preguntarnos el por qué.

¿Qué causa esa rapidez de radicalización? Creo que es la primera pregunta que debiéramos formularnos y, también conocer si a alguien le interesa que exista en Catalunya esa rapidez de radicalización. Vayamos por partes y quede puntualizado que siempre me estoy refiriendo a los yihadistas, nunca al colectivo magreví en general, donde encontraremos, como  en cualquier otro colectivo, de todo.

Veremos a  continuación algunos aspectos que pueden ser la causa de esa acelerada radicalización. Es evidente que si eso solo ocurre en Catalunya es porque existe una diferencia con el resto de España, en lo que respeta a nuestro trato con los magrevies, especialmente marroquíes que son los más abundantes.

Creo, inicialmente, que los  colectivos magrevís que viven en Catalunya están sometidos a una mayor presión que la que recibirían en el resto de España, entre otras razones porque viven con la desagradable sensación de que nunca se les va aceptar como auténticos catalanes. Por otra parte tienen la necesidad de conocer dos idiomas (castellano y catalán) para intentar ser más aceptados,y así y todo, seamos sinceros al admitir que cada vez hay más empresarios privados predispuestos a no contratarlos, abocándolos hacia un escenario de paro en el futuro.

Al margen de estos factores evidentes estadísticamente ha surgido, sea por los atentados acaecidos en Europa o sea por su idiosincrasia, una desconfianza hacia ellos de una mayoría de la población catalana. Es evidente, y todos lo hemos visto, que la policía (Mossos, Nacional, Urbana o Guardia Civil) tiene hacia ellos una dureza de trato y desconfianza palpable. Se refleja más palpablemente en los vigilantes de discotecas y lugares  privados dónde no son bien vistos.

Se enfrentan a una insuperable prueba con la alimentación catalana, basada en tocino y grasas de cerdo que se utilizan hasta en la repostería. Salchichas y embutidos que sus teocracias rechazan radicalmente; de la misma forman que no toleran esa mayor libertad e igualdad de la mujer, marcadamente superior en Catalunya que en cualquier otro lugar de España a excepción del País Vasco que es un matriarcado. Aún destacaré otros factores de diferenciación que pueden ser causa de esa mayor rapidez de la radicalización.

La indumentaria de nuestras mujeres es intolerante a su punto de vista, como lo es la letra de nuestras canciones, y el hecho de que Catalunya sea la comunidad autónoma menos religiosa de España, es decir, la que tiene más ateos. Además tienen que soportar la ofensa de que en el mundo laboral exista una gran número de mujeres ocupando puestos directivos, también más que en el resto de España que hace que se vean mandados por mujeres, algo insólito en su sociedad.

Una frontera próxima puede favorecer contactos con los radicales del sur de Francia, generalmente argelinos, igual que los sermones radicalizados de muchos imanes en las pocas mezquitas que se les ha dejado instalar en Catalunya, siendo esta prohibición otra causa de sus reproches.

Las causas de esta mayor rapidez en la radicalización en Catalunya, está en esas diferencias sociales, en nuestras ciudades cosmopolitas y nuestra forma de trabajar, en una economía ahorrativa que para ellos es hebrea, en nuestro carácter negociante y llegados a este punto, porque no decirlo, las buenas relaciones que los catalanes tienen con los judíos y el Estado de Israel.

No voy a entrar en a quién beneficia esta radicalización y este potencial peligro de atentado que, en caso de producirse afectaría a nuestro turismo, nuestra vida ciudadana, nuestra relaciones con los magrevís que viven entre nosotros y nuestras reivindicaciones separatista. No voy a entrar en el tema porque solo serían sospechas y especulaciones, y porque no quiero fomentar a esos individuos que ven conspiraciones en cualquier suceso de la vida, sin considerar que el azar y las probabilidades de que algo suceda también están ahí.

El Informe citado anteriormente destaca que se van a triplicar las horas dedicadas a la investigación preventiva del yihadismo, se pasará de 600.000 horas anuales a 1.600.000. Y se dotará al cuerpo de los Mossos de 272 rifles y subfusiles.

Creo que, especialmente los Mossos d´Esquadra, lo que más se necesita es personal, más efectivos, es decir un mayor presupuesto. Porque se trata de una trabajo (la investigación del área de la inteligencia) que estresa, que produce un agotamiento mental, que precisa concentración y reflexión, que requiere poder pensar muy fríamente aspectos como “¿Dónde pondría yo un explosivo si fuera ellos? ¿Por dónde me lanzaría con un camión y dónde podría robarlo?”.

Más efectivos y una continua formación, este último aspecto es vital, porque el mundo cambia y cada vez  hay más objetos y gadgets que permiten nuevas técnicas de ataque, incluso a través del ciberespacio dónde el terrorismo no ha considerado aún, las muchas posibilidades que existen para “enredar”, “colapsar” y “asesinar”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[1] Tal como expresa el Informa.

Los patrióticos intocables de Jorge Fernández Díez

abril 6th, 2017

Los patrióticos intocables de Jorge Fernández Díez

 

 

No creo que se aclare nada en la investigación sobre la policía “patriótica” creadora de material comprometido contra los dirigentes catalanes pros a la independencia. Pero ha sido un watercat a la española.

 

El miércoles lo negó todo el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz. No pudo negar la grabación de sus conversaciones con Daniel Alonso, ex jefe de la Oficina Antifrau y simpatizante del PP, pero pese a mantener que no había escuchado las cintas, corrigió términos gramaticales aparecidos en las transcripciones, como “te lo afina el fiscal” por un “en fin” que no se ajusta en nada a la frase a no ser que uno no sepa ni hablar.

 

Jorge Fernández negó la existencia de una “operación Cataluña” con la colaboración de un grupo de policías con antecedentes en operaciones borrosas, como el caso Faisán en el País Vasco, cuyo informe de unas cien páginas se “desmaterializó” como un partícula cuántica ante un agujero negro. Eugenio Pino, uno de los supuestos patrióticos y simpatizante del PP, fue quién dio la orden a la agente Nuria Mazo de destruir la última copia del caso Faisán. El caso terminó con la condena del jefe superior de la Policía en el País Vasco, Enrique Pamies; y de inspector jefe José Mª Ballesteros. Se libró Marcelino Martin Blas, ex jefe de Asuntos Internos y hombre de confianza de Pino.

 

Cabe citar al Jefe Operativo, Bonifacio Diez Sevillano, responsable de pendrive ilícito que quiso incluir en el caso Pujol; el inspector Jefe José Ángel Fuentes Gago, protegido de Pino; el comisario Santiago Aparicio, ya jubilado, también simpatizante del PP. Este último fue designado para sustituir a Pepe Losada en la policía judicial. Losada fue destituido por que se negó a “enterrar” el informe sobre Ana Mato.

 

Todo fueron nombrado por Jorge Fernández Diez, ahora ya no ocupan los cargos citados, la mayor parte se jubilaron hace unos pocos meses. Por esto no creo que se saque nada claro de los “policías patrióticos”, que crearon falsos informes, como los millones de Trias en Suiza, que luego filtraban a la prensa amarilla que, al provenir de tan dignos funcionarios, no confrontaba  y cotejaba con mandan los cánones del periodismo.

 

Creo que solo un comisario tiene información sobre todos estos asuntos turbios, me refiero al comisario José Villarejo, también jubilado de policía, no de sus múltiples y lucrosos negocios privados. Villarejo está enfrentado Martin Blas, ex jefe de Asuntos Internos y hombre de confianza de Pino, porque Blas lo ha acusado de corrupto. En realidad Villarejo está enfrentado a muchos de sus compañeros, incluso al CNI. Pero nadie se atreve a tocarlo porque puede sacar de su baúl informes de todo y de todos, incluso del coleante caso del pequeño Nicolás, o La Camarga con la desparecida agencia M3.

 

Total un grupo nombrado por Jorge Fernández Díaz que recuerda a una de esas películas como “Grupo Salvaje” con William Holden y Ernest Borgine, o “La cuadrilla de los once” con Frank Sinatra y Dean Martín. Harry el sucio es un santo bendito al lado de esta gente. Ya es grave que se haya estado espiando y creando falsas pruebas contra los políticos de Catalunya, pero más grave es que se ha hecho con fondos reservados que pagamos todos, utilizando la policía con fines partidista, como el Watergate, que le costó el cargo de presidente a Nixón.

Comentarios desactivados en Los patrióticos intocables de Jorge Fernández Díez

¿Quién espía a los espías?

abril 3rd, 2017

Al PP le preocupa especialmente que el Gobierno catalán tenga sus propios servicios de inteligencia. Si recurrimos a una de las brillantes definiciones que José Antonio Marina describe en su libro “La inteligencia fracasada”, vemos que la principal función de la inteligencia es salir bien parados de la situación en la que nos podemos encontrar, y el fracaso de la inteligencia aparece cuando alguien se empeña en negar la evidencia. Ni quieren que salgamos bien parados del proceso de independencia, y niegan la evidencia del espionaje sobre este proceso.

 

La creación de un CNI catalán les preocupa. Ya a finales del 2013 cargaron contra el Cesicat tachándolo de haber derivado hacia el espionaje pseudopolicial y de dedicarse al espionaje de abogados, periodistas y medios de comunicación. Claro no se dijo que para desvelar este posible espionaje del Cesicat, si se había espiado desde el CNI los proyectos y al propio Cesicat. Sépase que el CNI tiene una estación de espionaje en Barcelona, y esa sí que espía a los políticos catalanes y sus proyectos de independencia. Se calcula que el  CNI tiene 150 agentes en  Catalunya y que operan desde distintas sedes una en el cruce de Avda. Diagonal con Gran Vía de Carlos III, otras en el Gobierno Militar y la Residencia de Militares. Teóricamente estos agentes están para luchar contra los terroristas, las mafias y proteger la biotecnología de Catalunya.

 

Estos agentes debieran depender de un Ministerio, y no de la Presidencia del Gobierno que es partidista. Hoy toda la información de los servicios de Inteligencia pasa por Soraya Santamaría, que es del PP. Incluso las operaciones especiales, aunque estas se imputen y atribuyan a agencias de detectives, como el caso de Método 3 en el restaurante La Camarga.

 

Aquel embrión de CNI catalán fue denunciado por Albert Rivera en el Parlament. El presidente de Ciutadans, con documentos en la mano (un informe de 39 páginas), incluso habló de cifras de la futura Agencia Catalana de Espionaje. Lo curioso es que nadie le pregunto cómo había obtenido esa información. ¿Quién estaba espiando a quién?

¿Por qué, igual que algunos Lands alemanes, el estado catalán no podía tener sus propios servicios de inteligencia? En la actualidad los Mossos d´Esquadra para acceder a las bases de datos (DNI, permisos de armas, Interpol, registro de vehículos, etc.) tienen que hacerlo a través de una gestión en el Ministerio del Interior de Madrid.

 

En julio de 2016 el Gobierno catalán aprobaba el proyecto de ley para que se creara una nueva Agencia de Ciberseguridad de Catalunya, que tiene que sustituir al actual Comité de Seguridad de la Información de Catalunya (Cesicat). La Agencia de Ciberseguridad de Catalunya dependería directamente de la consejería de la Presidencia, frente a la cuál esta Neus Munté, y estaría dotada con un presupuesto de 20,2 millones de euros adicionales, por lo que su total sería de 34,7 millones de euros entre los años 2016 y 2018. La Agencia debe tener una cúpula política que se reuniría semestralmente para establecer estrategias. Dicha cúpula estaría formada por el consejero de Presidencia, el consejero de Interior, el director general de los Mossos d´Esquadra, el director de la ANS, el secretario general de Presidencia, el secretario general de Administración y Función Pública y el director de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información.

 

Hoy la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha dirigido sus investigaciones no solo hacia la Agencia de Ciberseguridad de Catalunya, sino también hacia las empresas tecnológicas, de ciberseguridad o consultorías contratadas por la Generalitat para desarrollar los que ellos llaman servicios de espionaje.

 

El SIGC (Servicio de Información de la Guardia Civil) ha requerido información a un grupo de empresas, sobre los expedientes de sus contratos con la Generalitat. Aunque no se ha hecho público que empresas, es de suponer que al margen de las de Ciberseguridad y alguna Agencia de Detectives privados, estará la Caixa, Aguas de Barcelona, Albertis, Gas Natural, Grifols, Banc de Sabadell, etc.

 

La visita de Carles Puigdemont a Estados Unidos ha sido seguida con lupa por el CNI, como lo fue la visita de Artur Mas, ambos presentes en Massachusetts y buscando similitudes de este Estado americano con Catalunya, especialmente en cuanto a economía, conocimientos e innovación.

 

El requerimiento del SIGC a las empresas catalanas choca con la posibilidad de que algunas de estas empresas hubieran firmado contratos de exclusividad o confidencialidad. ¿Deben romper esa confidencialidad? ¿A quién deben lealtad?

 

La creación de la Agencia de Ciberseguridad de Cataluña, se ha convertido en un dolor de cabeza migrañoso para el Gobierno del PP. Es evidente que no quieren que Catalunya se proteja a través del ciberseguridad del espionaje que pueda acosarla, que se proteja de la interceptación de comunicaciones y salvaguarde los sistemas de comunicación de la Generalitat. Quieren dominar ellos este ámbito porque saben que la información es poder. Les empieza a molestar que el Mossad y el BSI alemán se codeen con los Mossos d´Esquadra. Especialmente el Mossad que ve con simpatía la futura independencia de Catalunya y estaría gustoso de ofrecer sus servicios para la formación de agentes.

 

Comparte en Facebook  Comparte en Twitter

 

 

Comentarios desactivados en ¿Quién espía a los espías?

La joven generación “millennial”.

marzo 8th, 2017

La joven generación “millennial”

 

 

He leído atentamente el informe del Observatorio de la Juventud en España (2017) sobre la generación millennial.  Realizaré algunas reflexiones sobre las conclusiones extraídas y los resultados de esa investigación.

Personalmente prefiero trabajar e investigar con jóvenes – entre 18 y 34 años -, que con mayores de cuarenta, salvo excepciones. Los jóvenes son menos conservadores y están dispuestos a realizar cambios, a explorar caminos que los adultos consideran peligrosos o inútiles. Los jóvenes están más en la onda de un pensamiento singular.

Los políticos debieran reflexionar ante los resultados de la encuesta de investigación, ya que la política es el factor menos valorado y al que menos grado de importancia otorgan los jóvenes, solo un 16%. Desde el 2002 al 2014 la valoración de la familia ha pasado de un 74% a casi un 90%, creo que la crisis ha demostrado que el mejor respaldo que tiene un joven es su entorno familiar.

La familia es lo más importante entre los millennial, con un 89%, seguido por el valor de la amistad con un 79%. Los jóvenes confían en los amigos, aunque estos no sean de su edad, aunque sean profesores que los machaquen con sus consejos desinteresados. El trabajo ocupa el tercer puesto con un 68%, algo más importante que ganar dinero que solo arrastra un 38%. Se valora más trabajar en lo que uno le gusta que ganar dinero y estar trabajando en algo que no gusta. Advierto como los estudios se han disparado en valoración. Han pasado de un 40% en 2002, a un 65% en 2014, eso significa que los jóvenes se han dado cuenta de la importancia que tienen los conocimientos en la vida, en el entorno social y a la hora de buscar trabajo.

La generación millennial huye del matrimonio, algo que ha ido cayendo desde los años sesenta, con un 65% de jóvenes casados a un 25% en la actualidad.

Me siento satisfecho al comprobar que la generación millennial, cree que la sociedad precisa reformas distintas, es decir que hay que cambiar el sistema. Es una opinión del 59,7% de los jóvenes. Algunos, el 25,7% creen que esos cambios deben de realizarse radicalmente.

Lo jóvenes millennial no comparten la idea de participar en asociaciones sociales,  y menos en partidos políticos. Son anti ejército. Pero están siempre dispuestos a ayudar a los que lo están pasando mal, son solidarios. En general podemos resumir que están indignados con el sistema y que no lo consideran seguro. Lamento que rechacen las asociaciones sociales, pues es una forma de reunirse y trabajar juntos. La realidad es que, cuándo me reúno con grupos de jóvenes para charlar sobre un tema consensuado, prefieren realizarlo en un bar con espacio, que en una asociación. Pensaba que era porque en un bar pueden beber lo que quieran, pero descubrí que tienen cierto “repelus” a las asociaciones o centros culturales.

Seguimos con el informe.  Empiezan a darse cuenta que la comida basura no es sana y eligen artículos de consumo que no dañen la salud y el medio ambiente.

Otro aspecto interesante es su afán por mantenerse informado sobre las acciones del Gobierno, conocer las nuevas disposiciones y como les afectan. Saber lo que sucede en el mundo, que nuevas tecnología aparecen y para qué sirven.

Finalmente comparados con los mayores de 65 años que otorgan un 62% de respalda al factor religioso, en los jóvenes ese respaldo desciende hasta un 36%. Un 60% de los jóvenes respaldan a los medios de comunicación. Muchos se han dado cuenta que dependen mucho de sus ideologías políticas. Pese a ello, los medios de comunicación tienen una mayoría de respaldo, aunque no creo que ese respaldo sea al medio, sino a locutores concretos o columnistas, algo que no diferencia la investigación del Observatorio de la Juventud de España. Como tampoco recoge los datos por regiones, sabiendo que serán muy importantes las diferencias entre un catalán y un andaluz, o un joven de Barcelona, Madrid, Sevilla y otro de la España profunda.

Comentarios desactivados en La joven generación “millennial”.