Los amos del mundo

agosto 14th, 2015

El semanario alemán Der Spiegel anunció, hace unas semanas, en su portada que Google y Silicon Valley estaban creando un “gobierno mundial”. Times, también en su portada anunció, hace más tiempo, que “Google apostaba por la inmortalidad”.  Estos dos vaticinios se están cumpliendo hoy. Google crea el poderoso complejo tecno-financiero llamado Alphabet, en el que está incorporado Calico, el biotecnológico laboratorio que investiga medios para prolongar la vida humana indefinidamente.

Por otro lado, Page y Brin, fundadores de Google ven con simpatía las ideas de las Noocracias y apoyan a los movimientos transhumanistas y sus incipientes partidos políticos como el de Zoltan Istvan.

Google tiene la ventaja que conoce a sus usuarios, dispone de su perfil, sabe cuales son sus temáticas preferidas, sus tendencias, sus inquietudes, sus gustos y sus intereses, una poderosa información no solo comercial, sino también sociológica y psicológica.

Google dispone ahora con Alphabet del dominio de los beneficios de siete poderosas compañías (Google, Calico, Nest, Fiber, Xlab, Venture y Lab). Esos beneficios le permiten invertirlos en nuevas iniciativas que para algunos  son descabellados proyectos de ciencia-ficción, y para otros el mundo futuro; miles de millones de dólares que le permitirán cambiar la sociedad, el sistema y transformar el mundo, adentrándose en ese futuro que su director tecnológico Ray Kurzwell ha anticipado. Kurzwell, el genio de la Universidad de la Singularidad del MIT, no se ha equivocado nunca en sus  anuncios prospectivos. Los nuevos amos del mundo serán aquellos que marquen las nuevas tecnologías, biotecnologías y formas de comunicación que transformarán nuestra forma de vivir, que alargarán nuestras vidas, modificarán nuestras estructuras mentales y harán que renunciemos a los obsoletos sistemas sociales y políticos actuales.

Comentarios desactivados en Los amos del mundo

Prospectiva y futuro

junio 26th, 2015

Lo he comentado en varias ocasiones, no son las decisiones políticas las únicas que cambian la civilización, existen toda una serie de factores impredecibles que transforman nuestras vidas y obligan a reestructurar la sociedad en que vivimos.

El sistema político actual carece de estrategias a corto y largo plazo. Los políticos toman decisiones, la mayor parte de las veces, que benefician sus mandatos, es  decir, no son propensos a financiar proyectos que vayan más allá del tiempo que permanecen en política. Toman decisiones populistas que les benefician y les permiten prolongar su estancia en unas nuevas elecciones.

Estamos en un momento de la humanidad en la que la política precisa un asesoramiento prospectivo. Precisa que equipos pluridisciplinarios con científicos, técnicos, filósofos, especialistas en diferentes materias, etc., exploren los acontecimientos que se avecinan y prevean sus consecuencias sociales.

Nadie previó los cambios sociales que originaron Internet, nadie imaginó la transformación de la vida que causaría los teléfonos móviles, nadie consideró el aumento de longevidad como consecuencia de los adelantos en la medicina, nadie advirtió que el cambio climático produciría migraciones que asaltarían Europa, nadie tuvo en consideración las guerras étnicas que la climatología produciría, ni el choque de civilizaciones entre democracias y teocracias, entre creyentes cristianos y creyentes mahometanos, ni la aparición de los fundamentalismos y terrorismo yihadista. De la misma forma que no se previó el crac de la bolsa, la crisis de Grecia, el crecimiento científico en China, la caída del precio del petróleo y las tensiones entre Rusia y la OTAN.

El lector desconfiado me dirá que muchos de estos acontecimientos han sido orquestados por confabulaciones internacionales. Que intereses de multinacionales y poderosos grupos financieros son los que manejan las geoestrategias mundiales, incluso que son los responsables de la aparición de virus letales como el SIDA o el Ebola. Puede que tenga algo de razón, pero podría mostrar cientos de ejemplos en los que los acontecimientos no han sido manipulados y han estallado en las manos de todos imprevisiblemente.

¿Hemos aprendido la lección? Creo que no. Seguimos sin prever el futuro, sin considerar lo que se nos viene encima. Nuestros políticos siguen creando leyes y normativas como si  nada fuera a cambiar, como  si todo fuera una línea recta con fluctuaciones que se pueden corregir improvisadamente. Siguen realizando cambios que solo les beneficia a ellos y a su sistema, digámoslo también, caducos y desfasados. No han percibido que lo tenemos frente a nosotros es una exponencial de acontecimientos inesperados que transformarán el mundo.

Solo unos pocos pueden imaginarse lo que se está desarrollando en los sectores de la informática, medicina, nanobiolología, inginería genética, transporte, etc. Antes de 15 años tendremos coches sin conductor, medicamentos antienvejecimiento, conexiones mente-máquina, sensores en nuestros hogares conectados a sensores en nuestro cuerpo, trenes de supervelocidad, robots ocupando miles de puestos de trabajo, etc.

Cualquiera de estos avances cambiará nuestra sociedad, transformará nuestras formas de vida. Un solo cambio, un simple comprimido que alargue nuestras vidas 10 o 20 años más y se va al traste toda la Seguridad Social y las pensiones. La posibilidad de contactar con otra vida inteligente fuera de nuestro planeta, nos enfrenta a plantearnos otras creencias o ningunas, un hecho que originaría un fuerte encontronazo entre los alienígenas y los más fundamentalistas.

Solo podremos enfrentarnos, sin traumas y conflictos, al futuro que viene si realizamos previsiones de ese futuro, si tenemos en cuenta posibles escenarios hipotéticos que puedan anticiparnos a sus consecuencias. Y eso sólo lo conseguiremos si los políticos constituyen grupos prospectivos que les vayan asesorando y advirtiendo sobre lo que pueda venir y sus consecuencias sociales.

Hay que realizar planes para el futuro teniendo en cuenta los escenarios hipotéticos más impredecibles, hay que utilizar un pensamiento singular, considerar aquello que parece imposible como una realidad. La imaginación puede parecer de locos, como fueron tachados H. G. Wells cuando describió objetos más pesados que el aire que podían volar, o Verner con su viaje a la Luna. Ahora solo se trata de palpar lo que se está investigando en los laboratorios y prever las consecuencias de sus descubrimientos.

 

Comentarios desactivados en Prospectiva y futuro

Somos minoría

marzo 26th, 2015

Tras el post “La tercera fuerza”, en la misma línea, propongo nuevas alternativas. No os limitéis a leer, empezad a colaborar.

Hemos progresado en derechos y libertad desde el momento que puedo expresar lo que voy a explicar en este artículo, aunque no estoy exento de estar más vigilado y controlado a partir de que propongo nuevas ideas.

Una parte de nuestra civilización tiene mayor libertad, mejor sanidad, mejor nivel de vida y más conocimientos. Otra parte carece de todos estos valores y nos odian por nuestra forma de pensar, nos decapitan y nos desprecian. Es un fanatismo religiosos que está llevando al islam al mismo escenario que llevo al cristianismo con las Cruzadas. Ahora las Cruzadas islámicas son sus actos terroristas en todo el mundo.

En la civilización en que vivimos los occidentales, una parte de nosotros no estamos bien, nos sentimos rodeados de ignorancia, y de cretinos que nos oprimen preocupados por nuestras inquietudes y visiones de un mundo diferente. Somos bichos raros y ya estamos cansados de modernos la lengua y aguantar sandeces.

Existe una ciudadanía que solo entienden la vida como un tránsito que hay que pasar, no entienden la vida ni tampoco hacen ningún esfuerzo por entenderla. Ven nuestras minorías con recelo, temen la profundidad de nuestra filosofía, somos científicos chalados y les resbala esa inquietud e interés que tenemos por los placeres de la mente.

Es necesaria una nueva educación, una formación para todas las edades, de lo contario la brecha entre la ciencia y la ciudadanía será cada vez mayor, y cada vez seremos más minoría entre una sociedad que nos calificara de raros, de pensadores.

Me preocupa que ser pensadores pueda convertirse en una amenaza para los cretinos que están en el poder y que no quieren que nada cambie. Me preocupa que nos opriman más, que nos frenen, que impidan que transmitamos cultura y nos aplaquen con impuestos irracionales, que nos pongan más impedimentos, que intenten regular con leyes el conocimiento.

Los que pensamos somos minoría, hay quienes no han tenido esa oportunidad y se han convertido en grandes masas supervivientes en China, el mundo árabe y Sudamérica. Seres que no son seres, son autómatas del sistema opresor que les permite, solamente, sobrevivir. Pensar ha sido y es la más peligrosa de las acciones.

Nos podemos dar por afortunados que en una parte de occidente, somos minoría y aún no somos una especie peligrosa para los que gobiernan. Esta situación nos permite ir construyendo en nuestro entorno una “sociedad de conocimiento”, con unos derechos humanos vigentes, una educación laica, neutral, sin adoctrinamientos sociales o religiosos. Algo difícil de lograr.

No esperemos que los gobiernos hagan algo por nosotros, especialmente mientras puedan ir manipulando las masas. Somos nosotros los que tenemos que luchar para poder impulsar a la raza humana hacia adelante. No van a escuchar nuestras voces, solo fingirán entendernos, porque sus preocupaciones son el poder y conseguir el voto de las masas.

Somos nosotros que debemos de unirnos: pensadores, científicos, ciudadanos con inquietudes. Tenemos medios como Internet con el que podemos comunicarnos en tiempo real con personas afines de todo el mundo y formar comunidades virtuales con ellos. Hagamos comunidades idealizadas donde exista la innovación, la apertura mental, los laboratorios de ideas.

Somos minoría pero tenemos inquietudes y algo que los partidos políticos carecen: ideologías.

Comentarios desactivados en Somos minoría

Zoltan Istvan y el Partido Transhumanista

marzo 12th, 2015

Se han producido muchos descubrimientos en 2014 que han pasado desapercibidos por la mayor parte de la sociedad. Los ciudadanos no han apreciado los grandes avances en interfaz cerebro-máquina, ni en neurotecnología ni nanotecnología, entre otras razones porque desconocen estas tecnologías emergentes que representan todo un mundo que nos lleva a una simbiosis hombre-máquina con el fin de alargar nuestras vidas en un futuro diferente.

En el año 2014 ha crecido el Movimiento Transhumanista que promueve la fusión de los seres humanos y las computadoras, y recomienda la utilización de implantes electrónicos para mejor nuestra capacidad cognitiva, la expansión de la consciencia y alargar nuestra esperanza de vida. Unos propósitos que llevaron a la aparición del Transhumanist Party y la candidatura de Zoltan Istvan a la presidencia de Estados Unidos en 2016.

Istvan aboga por la transformación y mejora del cuerpo y del cerebro humano, así como una mayor capacidad de adquirir conocimientos, mejorar la calidad de la vida y alargarla indefinidamente. Su objetivo político es que estas premisas tengan preferencia ante todo, ya que en el fondo, lo que importa son los seres humanos. Para conseguir estos objetivos transhumanistas la clave está en la tecnología y a través de esta se podría evitar las guerras y encontrar soluciones a los problemas globales de recursos, objetivos que allanarían el camino para una sociedad global centrada en el ser humano y por el ser humano. Una sociedad con más conocimientos y, en consecuencia, una mayor capacidad de adquirir más sabiduría.

Los seguidores del Movimiento Transhumanista y del Transhumanist Party desean ir más allá de la condición humana actual, superar las limitaciones naturales que nos avocan a una vida relativamente corta. Desean un mejoramiento humano. Con estos principios elementales abogan por las nuevas biotecnologías y biologías regenerativas que actúan contra el envejecimiento y la muerte.

Comparten este objetivo el CEO Ray Kurzweil de Google y fundador de la Universidad de la Singularidad en el MIT, el profesor de filosofía de Oxford Nick Bostrom y representante del Instituto para el Futuro de la Humanidad; James Martin School profesor de Oxford; Richard Dawkins con su Fundación para la Razón y La Ciencia; empresas como Google que ha creado Calico (California Life Corporation) donde se pretende transferir un cerebro humano a un “Avatar” biotecnológico. Calico también trabaja en la IA, algo que se conseguirá en menos de media docena de años, y acumula información para combatir la enfermedad y la muerte.

Es evidente que si queremos conquistar el espacio, explotar sus riquezas y conocer sus secretos, tenemos que preparar tecnológicamente (cyborg) a los futuros astronautas para que accedan a un entorno para el cuál no están constituidos físicamente. Y en la Tierra se pretende eliminar las enfermedades, algo que se puede conseguir con un buen manejo de la información, datos como los que recauda Google, sobre enfermedades, el cerebro, hábitos humanos, etc.

Este mismo mes se ha hecho público que Google invertirá 425 millones de dólares este año en tecnologías médicas para alterar el ADN y prolongar la vida. Posibles investigaciones en el campo de los telómeros. Bill Maris, un CEO de Google, destaca que “Necesitamos transformar la biología humana a través de la tecnología, controlando de esta manera el modo de vivir y morir”.

Zoltan Istvan, con el apoyo de los que tienen sus mismos criterios, se presenta para la presidencia de Estados Unidos, sus rivales son el Partido Demócrata y Republicano, dos competidores que ven como emerge el Transhumanist Party con el apoyo de la ciencia y de los ciudadanos que quieren disfrutar de una más larga vida.

Comentarios desactivados en Zoltan Istvan y el Partido Transhumanista

Vuelve el LHC!

marzo 2nd, 2015

En el mes de marzo volverá a funcionar el Large Hadron Collider (LHC) en su segunda fase de experimentos, esta vez con una energía de 13 Teraelectrovoltios (TeV) es decir un billón de voltios, una energía potentísima comparada a los 7 TeV con los que ha trabajado hasta ahora.

Al tener una energía más alta el número de sucesos es más importante, ya que se produce un número de partículas más elevado tras cada colisión.

En este tiempo inicial el LHC podrá producir un número elevado de bosones de Higgs, esto permitirá conocer más datos sobre está partícula descubierta en el 2012 por el LHC. También permitirá saber con exactitud la masa del bosón de Higgs.

El aumento de energía del LHC llevará a los físicos cuánticos y físicos cosmológicos a la búsqueda de nuevas partículas de masas más importantes, incluyendo las partículas supersimétricas que, tal vez, puedan explicar la masa escondida del Universo, pese a que hay nuevas teorías que ponen en duda esta masa oscura.

Las dimensiones ocultas del espacio-tiempo no quedan excluidas de esta búsqueda, así como los multiversos y universos paralelos. Quién sabe si nuevas interacciones fuertes. La nueva potencia energética del LHC aportará posibles nuevas partículas, tal vez el bosón de Higgs es sólo un miembro de una nueva familia de partículas. Los científicos del CERN esperan convencidos que serán sorprendidos por lo inesperado, una situación que les llevará a apreciar cuestiones nuevas que se suscitarán.

 

Comentarios desactivados en Vuelve el LHC!