Asteroide 2007 QU 89 en ruta de colisión

febrero 7th, 2019

EL OBJETO 2007 QU 89

 

Voy a aclarar algunas cosas sobre el asteroide que presuntamente nos amenaza, ya que el asunto es más complejo de lo que parece.

 

Tenemos un asteroide de unos 40 metros de diámetro cuya órbita parece que se cruzara con la de la Tierra. Pero no se sabe con exactitud en qué punto y si se trata de una ruta de colisión.

Por otra parte, un cuerpo del tamaño de 2007 QU 89, ve influenciada gravitatoriamente su trayectoria por otros planetas, alineaciones, explosiones solares, etc. Por lo que su ruta exacta no se podrá precisar hasta el mes de junio, y aun así cualquier inestabilidad solar la puede cambiar.

 

Supongamos que tenemos la ruta de colisión con la Tierra. La importancia del impacto dependerá de la velocidad con que penetré en la atmósfera, su composición, su inclinación y el lugar de caída. No es lo mismo que este compuesto de carbono, hierro, sideritas metálicas (5%), iridio o grafeno, en cualquier caso  el roce con la atmósfera será diferente. Puede ser un astro rocoso compacto (94%), o una aglomeración de rocas,  No es lo mismo que entre en la atmósfera con una inclinación de menos de 30º que con una de más de 30º. Si es inferior puede explotar en la atmósfera, si es casi vertical creará un gran cráter o llegará hasta partes profundas de la corteza terrestre, pudiendo mover placas y activar algún volcán.

 

El 75% de las probabilidades es que caiga en el mar. Donde, nuevamente dependiendo de la inclinación, puede crear un tsunami de olas de muchos metros de altura. Tiene un 25% de probabilidades de caer en tierra firme, donde casi el 24% son desiertos, zonas heladas, bosques, selvas, glaciares, marismas, etc. Las zonas habitas solo representan un 1 por ciento.

 

Vemos que las variantes son muchas y solo teniendo un análisis de la composición del cuerpo, su inclinación, velocidad y órbita, se puede situar el lugar de impacto o explosión en la atmósfera.

 

Comparándolo con los últimos impactos recibidos el bólido que explotó sobre Cheliábinsk el 15 de febrero de 2013, penetró en la atmósfera a 19 Km/s con una inclinación de 17º y explotó a 30 kilómetros de altura. Su diámetro era de 20 metros. Fue una explosión equivalente a 500 kilotones de TNT.

 

Otro caso próximo en el tiempo sucedió el 30 de junio de 1908 en Tunguska. Se trataba de un asteroide que penetró en la atmósfera con una inclinación de 30º a una velocidad de 53.900 Km/h. Su diámetro debía ser de unos 40 metros y explotó a 8 km de altura con una potencia de 30 megatones que arrasaron 2.150 Km2 de bosque.

 

La lista de los últimos impactos sitúa un impacto con un cráter de 116 metros de diámetro hace unos 5.000 años en Wabar /Arabia; hace 30.000 años cayó en la Lonar (India) un asteroide que produjo un cráter de 2 Km de diámetro; y hace 50.000 años un asteroide de 50 metros de diámetro produjo el cráter Barringer en Arizona de 1.200 metros de diámetro y 170 metros de profundidad, la energía liberada fue equivalente a 100 bombas de Hiroshima. El cuerpo que produjo el Meteor Cráter estaba compuesto de níquel, hierro y otros minerales.

 

Se han descubierto más de 40 cráteres de hace algo más de 300.000 años, cuyo diámetro supera los 20 Km, lo que solo puede hacerlo un cuerpo de un 1 km de diámetro. Estos impactos liberaron, cada uno, una energía equivalente a la de un terremoto de 9,5 escala Richter, y arrojaron cada uno 1013 de toneladas de material a la atmósfera.

 

Por ahora la probabilidad de que el 2006 QU 89 colisione con la Tierra es de 1 entre 11.428. Por ejemplo, si compramos un décimo de lotería, la probabilidad de que nos toque es de 1 entre 100.000.

 

El 19 de Octubre de 2017, los astrónomos descubrieron el asteroide Oumuamua, un pedrusco alargado de 400 metros y 40 de anchura que viajaba a 38,3 Km/s. No pertenecía a nuestro sistema solar, procedía de la constelación de Lyra y había penetrado en el sistema solar atraído por el Sol, al que se acercó más que Mercurio describiendo una elipse que lo lanzó nuevamente al espacio. Lo estremecedor del Oumuamua es que no fue descubierto hasta cuando ya había atravesado la órbita de la Tierra y viajaba hacia la de Marte.

Deja un comentario