Desafortunada carta de Ratzinger a Odifreddi

septiembre 26th, 2013

Desde el momento en que Benedicto XVI renunció y se retiró, también era tácito que debía guardar silencio y no interferir en las posturas del Francisco. Sin embargo, no ha sido así.

Ha arremetido contra Piergiorgio Odifreddi – matemático, historiados de la ciencia, escritor de libros de filosofía y teología, premiado por la república italiana, y racionalista y ateo -, también ha arremetido contra Richard Dawkins, autor de El gen egoísta y El espejismo de Dios, y también reconocido ateo.

A Odifreddi le echa en cara un ensayo, Querido papa te escribo, en el que el matemático aborda la relación entre fe y ciencia y cuestiona los postulados de Benedicto XVI. Ratzinger le reprocha que en este ensayo, Odifreddi, plantee el hecho de que no sabemos nada sobre Jesús y que, como figura histórica, no sea contrastable. Ratzinger le acusa de incompetencia.

En cuanto a Richard Dawkins, uno de los científicos más prestigiosos de Inglaterra, le acusa de utilizar la ciencia-ficción para defender el ateísmo.

Primero debo destacar que lo que debería hacer Ratzinger es estar calladito, guardar silencio y no exponer sus tesis conservadoras, autoritarias e integristas. No debe interferir en la política de su sucesor, el papa Francisco, que está propiciando un aperturismo y dialogo que él negó. Especialmente en un momento de la historia en que se está pidiendo un diálogo entre ciencia y religión, entre ateísmo y religión. Un dialogo extremadamente urgente si no queremos que ciencia y religión se vean afectada por las sectas pseudocientíficas y pseudoreligiosas.

Ratzinger omite que el mundo científico está constituido mayoritariamente por ateos. Así fueron ateos: Einstein, Freud, Russell, Heisenberg, Feynman, Sagan, Pauling, Asimov, Clark, Sheldrake, Watson, Gould, Monod, Hoyle, Huxley, Lapalce, Weinberg y Darwin, por citar algunos más conocidos.

Sepa el ex pontífice que según la revista Nature el 60% de los científicos actuales se declaran ateos, como Noam Chomsky, Roger Penrose, Peter Higgs, Bill Gates, Stephen Hawking, Venter, etc. Sólo cito algunos de los más conocidos.

Sepa el ex pontífice, que ser ateo no es algo infernal, es una postura filosófica de la vida, una forma de enfrentarnos a la realidad del mundo.

Sepa el ex pontífice, que ser ateo lleva a un humanismo más profundo, más solidario, como demuestra el movimiento tranhumanista.

Su carta del pasado 3 de septiembre a Odifreddi, es una interferencia en la acertada gestión que está realizando el papa Francisco, un desacierto que sólo puede estar bien visto por aquellos que quieren volver al pasado.

6 Responses to Desafortunada carta de Ratzinger a Odifreddi

  1. Más desafortunado me parece el hecho de que mencione a Bill Gates como científico. Desde ahí su artículo deja de tener validez para mí. Dios lo bendiga.

    • No se si me contesta con la mentalidad de cruzado del cristianismo o con la ignorancia de lo que es la informática. Bill Gates fue alumno de Harvard y una de las personas que más aspectos ha “inventado” (utilizó este término que es más didáctico) en el mundo de la informática, Aspectos como lenguajes, programas (MS-DOS, WINDOWS, etc) fue quién desarrollo la técnica del ratón. No se porque ese desprecio a los ingenieros informáticos, son precursores, inventores como Edison y su equipo y, en consecuencia científicos de la innovación tecnológica acelerada. Le agradezco su bendición, pero prefiero no ser bendecido por una religión que también bendice barcos de guerra, tanques, misiles y dictadores.

  2. Sin entrar en mayores disquisiciones sobre su artículo me gustaria saber quien es Vd o quien le ha dado el privilegio de decidir lo que debe decir o hacer cualquier ciudadano sea Benedicto XVI o Perico de los Palotes.
    Otrosi: ¿Porqué los ateos pueden hablar escribir comentar criticar etc temas relacionados con la religion , la teologia, Dios etc etc y los creyentes no deben hablar escribir comentar criticar sobre el ateismo , el cientificismo los ateos etc etc. Por cierto hasta donde yo se nadie ha demostrado cientificamente la no existencia de Dios Tampoco la existencia. Ambas dos, son teoria o conjeturas como las denominaria Popper indemostrables Parece mas racional pensar en una esencia divina que en la naturaleza el azar la materia increada Yo personalmente me inclino por lo racional y por lo tanto creo en Dios
    Atte
    Gracias anticipadas
    Atte

    • Me ha dado el privilegio la libertad de expresión del ser humano. Por otra parte no se quién le ha dicho a usted que los creyentes no pueden realizar críticas o comentarios sobre los ateos. He leído artículos desgarradores sobre el ateísmo escritos por mentes fundamentalistas, y también he leído brillantes artículos sobre el ateísmo escritos por teólogos como Hans Kung o el español Tamayo.
      Ni la ciencia puede demostrar que Dios no existe, ni la Religión puede demostrar que existe. Para la primera es un teoría para los segundos cuestión de fe.
      Podríamos estar hablando todo el día, y ahí está el privilegio de hablar sobre religión, en la facultad que tenemos los seres humanos de dialogar para, no convencer al oponente, sino ofrecer cada uno sus información y puntos de vista. Y eso es lo que hago con mis amigos creyentes y con sacerdotes amigos. Eso es siempre mejor que la hoguera.
      Gracias

  3. Benedicto XVI es un cristiano modelo, en primer lugar, por lo cual debe dar testimonio de la Verdad. Si usted no cree que la verdad exista, ¿porque se molesta en escribir? En segundo lugar, creo con toda seguridad que o malinterpretas las palabras del Papa Francisco o que tu no sabes bien cual es el deber del Santo Padre en cuanto a su ministerio petrino y su facultad de Magister en fe y en moral. En tercer lugar, creo saber que Einstein era agnostico y no ateo, cosas distintas.

    • Estoy en mi derecho, como ciudadano de mundo de todos, en opinar sobre la gestión que hizo Ratzinger durante su papado en el que se “cargo” y discrimino a los mejores teólogos del planeta. Podría hacerle una lista, pero con que lea mis dos últimos libros sobre religión tendría bastante. Durante muchos años se ha utilizado el término agnóstico para suavizar la palabra ateo. Einstein era ateo, ni creía en Dios, ni en Jehová. Su dios era muy personal, era panteísta y por tanto no concebía ni al Dios cristiano ni al el judío.