La España profunda ha votado PP

junio 28th, 2016

Escribo a petición de mi amigo filósofo Jordi Martínez Soler, sobre las pasadas elecciones.

Lo más increíble es que después de tantos casos de corrupción en el seno del PP ganen y aumenten los votos. O el electorado es masoquista o votan de cachondeo.  Hay otra respuesta.

Recordemos quien vota al PP: un 27% son mayores de 65 años con estudios elementales o escasos. Un 25% tienen una total carencia de estudios, saben leer y escribir y hacer algún cálculo aritmético; y el 24% son de pueblos de menos de 2.000 habitantes, lugares dónde las actividades culturales escasean.

Estas cifras indican que una parte del electorado no se entera de las corrupciones que comete el PP. Luego están los que se enteran, lo saben y lo permiten porque es bueno para recaudar dinero con el fin de impedir que la izquierda (los rojos) suba al poder.

El Brexit también ha ha tenido su pequeña incidencia, la situación era muy peligrosa para traspasar el poder a “jóvenes sin experiencia”, como Podemos.

Recordemos que la España profunda es el feudo conservador del PP; un feudo católico, apostólico y romano cuyos “meapilas” del PP defienden como Santiago cerrando España. Con el PSOE y especialmente Podemos se presentaba un laicismo amenazador. Ved a la alcaldesa de Barcelona, sin asistir a los actos religiosos y apoyando obscenos carnavales que derivaban en orgías y aquelarres.

Luego están los ancianos a los que se les recordaba que podían quedarse sin pensiones, solo el PP y el Guerrero del antifaz podían defender esos cuatro miserables céntimos que les dan.

Me diréis: ¿Y los jóvenes que han votado al PP? Muy sencillo son los que se están educando en la cultura del pelotazo, los que les enseñan que la corrupción es algo normal en la época en que vivimos. Son los jóvenes que admiran a Mario Conde con su patrimonio en una isla bananera desconocida; son los jóvenes que admiran y envidian a Berlusconi con sus yates y mansiones, siempre rodeado de mujeres horteras, incultas y descerebradas que compensan estos “pequeños defectos” con sus abundantes glándulas mamarias.

¡El dinero es lo importante, y no importa mucho la forma de obtenerlo! Estamos en la sociedad de “que hay de lo mio”, aunque ese “de lo mio” implique que una escuela se quede sin techar, un hospital sin camas, y que los investigadores se tengan que conformar con una lupa para observar los experimentos con sus gusanos.

Con el poder en sus manos el PP dará su próximo paso que será, como hace años dijo el escritor Uruguayo Mario Benetti: “….la consciencia es ahora el territorio a someter, a invadir, a conquistar. De ahí la educación para el olvido; de ahí el incesante bombardeo del ruido y de la imagen; de ahí la amputación de ocio reflexivo y creador. Trabajar incesantemente, ininterrumpidamente, a fin de que no quede espacio para el raciocinio, para la duda, para el adiestramiento de la sensibilidad, para la profundización de la cultura y también, por qué no, para la expansión lúcida”.

 

Comentarios desactivados en La España profunda ha votado PP

Comments are closed.