Noocracia: un revolucionario sistema sin políticos

octubre 11th, 2013

En muchas ocasiones he destacado que el sistema político actual no funciona, que las democracias no son perfectas, que debemos inventar algo nuevo. Mucha gente me argumentan: ¿Pero qué?

Mis amigos del otro lado del Atlántico me hablan del movimiento noocrático. Cuando hablo de Noocracias los amigos de este lado el Atlántico me preguntan: ¿Qué es eso? Voy a tratar, brevemente, de explicar cómo funcionaríamos en una Noocracia, un sistema que sustituiría a la democracia y se apoyaría en los principios de la Noocracia, los consejos de sabios y las cibercracias.

La Noocracia es un sistema social y político que está basado “en la prioridad de la mente humana“. El reciente conocimiento de los ecosistemas y el impacto humano en la biosfera han conducido a un vínculo entre la noción de sostenibilidad y la co-evolución, además de a la armonización de la evolución cultural y biológica. En este contexto, el sistema político resultante sería referido como Noocracia.

La Noocracia se considera como el sistema político del futuro para toda la raza humana, sustituyendo a la democracia y a otras formas de gobierno. Platón la definió como la  aristocracia de los sabios. Teilhard de Chardin habla de este concepto al exponer su “punto omega”. También encontramos referencias en el pensamiento de Vladimir Vernadsky.

Para Mikhail Epstein se entiende por Noocracia el poder de la inteligencia colectiva con una base institucionalizada de manera científica.

Vemos como la Noocracia tiene una parte de tecnocracia, cibercracia y ciencia. Modernamente, la Noocracia funcionaría de la siguiente forma: Estaría exenta de partidos, existiría un consejo de sabios, rotatorio, constituido por los mejores especialistas del mundo en todas las disciplinas. Para tomar una decisión los ordenadores calcularían probabilidades de triunfo o fracaso del aspecto a tratar, informarían a los sabios y estos lo expondrían a votación en referéndum a través de Internet, esta sería la parte de cibercracia, que permitiría realizar referéndums diarios a través de la Red. E, incluso, que todos los ciudadanos hiciesen proposiciones de ley.

Siempre dentro de la ideología noocrática basada en a la prioridad de la mente humana, el desarrollo sostenible y otros aspectos que ya trataré en otra ocasión, ya que ahora se trata de comprender su mecánica. En un próximo blog trataré más detalladamente la ideología y filosofía de la Noocracia.

En resumen, como vemos se trata de un sistema que no precisa partidos ni políticos, que promueve el pensamiento crítico de los ciudadanos y sus proposiciones.

No es sencillo de explicar pero es una idea nueva que no me disgusta. Elimina todo partidismo, la idea de derechas e izquierdas, prescinde de políticos y corrupciones. Escucha al pueblo en sus proposiciones, las somete a análisis informático e conclusiones del consejo de sabios, y finalmente se refrendad a través de votaciones en la Red. El único problema que veo: ¿Está el pueblo preparado para tomar decisiones y entenderlas? Según los últimos análisis los españoles no leemos ni entendemos lo que leemos. ¿Podemos dejar decidir a alguien que no tiene ni idea? Bueno, hasta ahora nos han gobernado gente que no tenía ni idea, hemos sobrevivido…¡pero a qué precio!

One Response to Noocracia: un revolucionario sistema sin políticos

  1. La propuesta es atractiva. Y a la luz de los adelantos cibernèticos, es factible y congruente. Se integrarìan consejos de sabios por comunidad, con miembros destacados por su concimiento, trayectoria y experiencIa. Constituirìan el nivel normativo y de planificaciòn. Empero, habrìa que estudiar la mejor forma para establecer la ejecuciòn y operaciòn: tal vez una bolsa de trabajo, una selecciòn rigurosa y evaluaciòn periòdica del desempeño. Los mexianos nos ahorrarìamos billones de pesos en procesos electorales y partidos polìticos. Y serìa un instrumento eficaz para abatir la corrupciòn